Haciendo un curso de MiriadaX

Ya empezó mi curso de MiriadaX, un MOOC, es decir, un curso online abierto a cualquier persona y sin límite de participantes. Creo que hace ya 8 meses que me apunté, pero todavía no se había formado grupo

 

Si hacemos un juicio de valor acerca del material que me encuentro, hay que tener claro que no se trata de comparar este curso con lossergio-ibanez-150x135 materiales que yo puedo desarrollar. Evidentemente, está mucho más profesionalizado ya que cuenta con una sucesión de  vídeos de razonable grabación en donde aparece el profesor en primer plano y detrás, la presentación del tema que nos está contando. Puedo suponer que hay una cámara fija grabándole sobre un croma y luego, en post-producción incorporan el powerpoint o similar y el logo de la Universidad Politécnica de Madrid.

 

El curso es gratuito y es cómodo al poder disponer de los contenidos desde cualquier dispositivo multimedia, en vez de tener que aparecer presencialmente en un aula. Indudablemente, ambos factores tienen un valor añadido más que importante.

 

La verdad es que, pedagógicamente, no deja de ser una clase modo magistral, donde hay un profesor que te da la “chapa” de turno, eso sí, en pequeñas píldoras que visualizas cuando te conviene. Aquí es donde podríamos entrar en el eterno debate; yo desarrollo mis materiales en la plataforma a modo de apuntes,  y los acompaño de vídeos, artículos, enlaces a sitios web o documentación de fabricantes que resulta adecuada al tema que se está tratando – todo ello disponible desde cualquier dispositivo fijo o móvil y a cualquier hora del día –. Ahora bien, ¿soy más moderno, soy un profesor dospuntocero y todas esas cosas sólo por poner mis apuntes en un pdf? La verdad es que lo dudo mucho. Cierto es que el mero hecho de que el alumno pueda disponer de todos los materiales cuando no pueda asistir al aula o se encuentre enfermo, pueda incluso repasarlos tantas veces como quiera (utópico, por otra parte), entregar los trabajos, etc., ya es algo  bastante importante, pero también hay que destacar el peso específico que tiene el trabajo en el aula.

SIO1

Como profesor de la rama informática, me encuentro todos los años con el grave y generalizado problema de la mayoría de los alumnos con los que trabajo, que no es otro que los problemas de comunicación que arrastran, bien porque es intrínseco a su persona, bien porque ha ido incrementándose a medida que, desde bien pequeños, se han encerrado en su cuarto a ver el mundo y “a las mundanas” a través de un ordenador.

 

Para ellos lo más fácil es lo siguiente: No me resulta fácil enfrentarme al mundo y tratarme con la gente, pues no lo hago, si aquí lo tengo todo; videojuegos, series de televisión, más videojuegos,SIO2 más series… hartito estoy ya de El señor de los anillos, el Juego de tronos y demás fantasías. El problema de estos chicos, y digo chicos, vendrá a la hora de incorporarse al mundo laboral, donde inevitablemente no van a estar encerrados en un cubículo, sino que tendrán que trabajar formando parte de un grupo, participando de proyectos, visitando clientes, hablando con proveedores o algo muy típico en el mundo informático, como es analizar situaciones y métodos de trabajo de las empresas para luego implantar soluciones informáticas a la medida de éstas. Imposible para este perfil de gente.

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL