Las cláusulas suelo

Hace poco tiempo he leído que el Principado de Asturias ha impuesto 53 sanciones de 8.000€ cada una, por falta grave a la Caja Rural de Asturias, Banco Popular, Liberbank, Banco Pastor y Caja España por incorporar cláusulas abusivas en sus contratos de hipotecas

 

Entre las cláusulas abusivas se encuentran las llamadas «cláusulas suelo». Desde hace ya un tiempo, venimos asistiendo a una caída amedrano-150x150continuada del euribor lo que supone que las cuotas de las hipotecas a interés variable que están referenciadas a este índice (más del 90% de las existentes en España) cuando llega el momento de su revisión (suele ser anual o semestral) deberían disminuir en la misma medida, sin embargo, cuando en el contrato se incluye una cláusula suelo, esto no sucede siempre así. Si el índice más su diferencial caen por debajo de lo establecido en esta cláusula, la bajada llegará a un tope por debajo del cual no se pueden establecer cuotas más bajas.

 

No cabe duda de que esto supone un grave perjuicio para los hipotecados que han firmado estos contratos; para comprobarlo he partido del siguiente supuesto práctico:

  • Capital inicial prestado: 120.000 €.

  • Plazo de amortización: 15 años.

  • Fecha de la firma de la hipoteca: martes, 01 de enero de 2013

  • Tipo de interés incial: 2,5%

  • Revisión: semestral.

  • Referenciada al Euribor (correspondiente al mes de enero)

  • Diferencial aplicable: 0,5%

  • Cláusula suelo: el interés no puede bajar del 2%

Pues bien, con toda esta información suministrada podemos llegar a la conclusión de que las pérdidas debidas a esta cláusula del contrato llegarían a 1.548 €, que se desglosan en:

  • Importe de las cuotas pagadas de más a devolver por el banco: 867 €.

  • Importe a descontar del capital pendiente de amortizar: 681 €.

Como podemos advertir, la cantidad de la que estamos hablando no es para nada despreciable. Antonio M1Según estimaciones de las asociaciones de consumidores, en esta situación se encuentran 3,5 millones de familias.

 

Después de perder más del 90% de las demandas judiciales, los bancos están empezando a pactar con sus clientes la anulación de estas cláusulas. Sin embargo, el proceso judicial es largo y caro; para esquivarlo, la Unión de Consumidores de Asturias ha encontrado una vía más rápida y barata: denunciar ante el Principado de Asturias 2.170 hipotecas de bancos por tener cláusulas abusivas, apoyándose en la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013, en la que las calificó de esta forma cuando no estuvieran bien explicadas a los clientes o sus condiciones fuesen claramente favorables para el banco. Es de suponer que los expedientes restantes sigan el mismo camino y los bancos sean condenados a pagar multas que pueden llegar a los 17,5 millones de euros. Los juzgados están atascados, algunas entidades como el Banco de Sabadell han pactado con sus clientes y ahora no tienen ningún caso denunciado. Sin embargo, otras que ya han sido multadas, han manifestado su intención de recurrir al Juzgado de lo Contencioso. Mientras tanto, no pagan Antonio M2la multa, pero si pierden el juicio, la sentencia será firme, y, por tanto no podrán volver a recurrir.

 

Parece más que claro, que la solución de todo este lío pasa por una actuación rápida del Gobierno para obligar a los bancos a retirar este tipo de cláusula y cualesquiera otras impuestas desde su posición dominante que afecten negativamente a los intereses de sus clientes.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL