Educación a distancia en Cantabria II

En esta segunda entrega de “Educación a distancia en Cantabria” vamos a seguir desgranando y comentando la Orden ECD/79/2012 que regula la Formación Profesional del Sistema Educativo en Régimen a Distancia en nuestra Comunidad Autónoma y por tanto, la que nos afecta directamente en la actualidad

 

Como ya se comentó en la anterior entrega, la Orden ECD/79/2012 indica que los materiales didácticos que se vayan a utilizar pablo1en esta modalidad deben ser autosuficientes para el alumno que cursa Formación Profesional a distancia. Además estos materiales deberán contener como mínimo una guía de uso, en donde quede reflejada la información sobre qué se va a trabajar, cómo se va desarrollar el módulo, y todo aquello que pueda ser útil para que el alumno pueda desarrollar con éxito su formación a distancia. También los mismos deberán contener todas aquellas orientaciones y contenidos curriculares que permitan al alumno de formación a distancia poder trabajar de forma autónoma y con éxito. Hay que añadir que deberán contener todo tipo de actividades correctamente estructuradas y distribuidas en las diferentes unidades de trabajo que serán enviadas a los profesores para su corrección, así como actividades de autoevaluación, que posibiliten a los alumnos conocer su propio progreso. En resumen, en lo que a materiales educativos se refiere,no existen grandes diferencias con respecto al modelo de formación presencial, salvo que los materiales utilizados en la formación a distancia deben ser lo suficientemente claros y concisos como para garantizar el aprendizaje autónomo por parte de los alumnos.

 

Por otro lado, la Orden ECD/79/2012 también refleja varios puntos relacionados con el profesorado que va a realizar la docencia en este modelo de Formación Profesional. En concreto, indica que el profesorado responsable de algún módulo impartido en modalidad a distancia deberá tener atribución docente para ello, de acuerdo con lo establecido en los reales decretos que determinan lospablo2 títulos de Formación Profesional y sus enseñanzas mínimas y en las órdenes que establecen los currículos correspondientes a los títulos en la Comunidad Autónoma de Cantabria. La dedicación horaria del profesorado para dichos módulos será la establecida en la correspondiente orden de currículo, por lo tanto, en este aspecto no hay ninguna diferencia frente a la modalidad presencial tradicional; eso sí, la Orden ECD/79/2012 indica que los profesores que vayan a impartir docencia en módulos en formato a distancia deberán tener una formación específica relacionada con la modalidad a distancia, con el manejo de plataformas de gestión de aprendizaje, la elaboración, revisión y coordinación de materiales utilizados en la plataforma y la tutoría “on-line”.

 

Esto último es una gran diferencia frente a la educación presencial, y es que ya no solo vale un perfil de profesional tradicional, sino que es necesario que los docentes que desarrollen su actividad profesional en Formación Profesional a distancia tengan formación en cuanto a la elaboración de contenidos, uso de plataformas de aprendizaje, etc. En la modalidad de Formación Profesional a distancia, es necesario contar con “profesores 4×4”, es decir, además de ser buenos docentes y tener capacidad para transmitir conceptos e ideas, deben ser buenos editores de contenidos e incluso han de contar con destrezas de “community manager”.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL