Un pedacito de historia

Ya se puede visitar el Centro de Interpretación de la Historia de la ciudad de Santander

 

El CI, que se encuentra en la Catedral, está abierto para grupos desde el pasado 15 de abril y es otra de las piezas del programa “Otra LauraCiudad Bajo Tus Pies” del Ayuntamiento de la capital cántabra. Poco a poco voy completando las visitas de todos los elementos del ya famoso anillo cultural que incluye, además del centro del que estamos hablando, el Refugio Antiaéreo, el Museo de Prehistoria y Arqueología, el Centro Botín, el Centro Arqueológico de la Muralla de Santander, el Centro de Interpretación de los Antiguos Muelles y el Centro Asociado al Museo Reina Sofía. Algunos de estos recursos ya sabéis que están de momento “en el aire”, así que es probable que el ambicioso proyecto del anillo se quede incompleto, pero ése es otro tema.

 

Raquel, nuestra guía, nos acompañó por los distintos espacios expositivos en los que se salvaguarda parte de nuestro patrimonio histórico, formado por los hallazgos de diferentes épocas, a través de los que podemos trasladarnos a distintos periodos de la historia de nuestra ciudad.

 

Audiovisuales, paneles informativos, reproducciones y una selección de piezas originales de entre las cuales yo quisiera destacar una: la Virgen gótica de principios del siglo XIV que está tallada en madera de tilo. La menciono especialmente no porque sea la pieza más valiosa –reconozco que no soy una entendida en el tema –, sino porque resulta sorprendentelaurap11 lo bien que está conservada después de haber pasado su vida al aire libre y  tras los lamentables hechos que han marcado la historia santanderina: la explosión del mercante Cabo Machichaco en 1893 y el incendio que devastó buena parte del casco antiguo en febrero de 1941.

 

La disposición del centro en diferentes plantas nos permite acercarnos a los diferentes hitos que han marcado los más de 2000 años de historia de la ciudad, además de entender la evolución y cambio de los edificios del conjunto catedralicio y el patrimonio artístico que guardan sus muros. La visita guiada comienza en el claustro, junto a la jamba del acceso a la Catedral Basílica en donde se encuentra tallado el emblema de Castilla y León.

 

La parte de la visita que seguro gusta a jóvenes y no tan jóvenes es el momento de llegar a lo alto de la torre campanario. El buen tiempo laurap22nos acompañó, las vistas son estupendas y las majestuosas campanas impresionan, sobre todo porque tuvimos la suerte de oír su repique. En este caso, no podemos decir que la visita sea (de momento) para todos los públicos, no porque no sea  su contenido interesante, sino por la ubicación poco accesible de la muestra. Y no lo digo sólo por los escalones, que son muchos y bastante altos, sino porque la escalera de caracol es bastante estrecha y ello hace la subida bastante complicada. ¡Menos mal que todos los que fuimos estamos jóvenes, y sobre todo mis sobrinos, de 6 y 7 años, que encontraron la “escalada” fácil y cómoda! Si tenéis algún problema de movilidad, recomiendo esperar hasta que el ascensor esté operativo.

 

Si alguien está interesado en la visita, hay que reservar día y hora en la Oficina de Turismo de los Jardines de Pereda o bien llamar al teléfono 942203001. Yo segurísimo que vuelvo, si no sola, será con nuestros alumnos de Guía, Información y Asistencias Turísticas.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL