La importancia de la lectura

La lectura es una de las actividades imprescindibles que realizamos los seres humanos a lo largo de nuestra vida

 

Y es por medio de la lectura que el ser humano comienza a recibir conocimientos de manera formal y, de este modo, se sumerge en el Carolina 2proceso de aprendizaje y como consecuencia en la educación.

 

La lectura implica el desarrollo de capacidades tales como la concentración, la atención hacia la misma, la mejora de la ortografía, la ejercitación de la memoria, la reflexión sobre lo leído, el desarrollo de la imaginación, la potenciación de la creatividad, la interrelación de conceptos e ideas, etc.

 

Como es conocido por todos, la lectura puede realizarse de muchas formas diferentes y con distintos objetivos: Podemos leer por mero placer o por obligación con el fin de cumplir un objetivo educativo o incluso laboral. En todos los casos, la lectura siempre actuará como una forma de potenciación de nuestra imaginación, como un modo  de ampliar nuestra forma de ver el mundo, de crear nuevos universos en nuestras mentes, reflexionar sobre ideas o conceptos abstractos, entrar en contacto con nuestro idioma o con otros distintos, conocer más sobre otras realidades, etc.

 

Es uno de los placeres de la vida para los que somos amantes de los libros, especialmente si se realiza en ambientes relajados y tranquilos, que inviten a la concentración y permitan que la persona se olvide de todo lo que le rodea y se sumerja en la historia que está leyendo. Es como sumergirse en un mundo desconocido, un mundo diferente a aquel en el que vivimos, y comenzar a descubrirlo.

 

Las personas amantes de la lectura tienen gran cantidad de ventajas: La primera de ellas es que es impensablecpv1 el término “aburrimiento”. ¿Qué mejor compañía en la sala de espera de un médico, de un dentista, en el transporte público…? Si estás inmerso en un libro interesante, el tiempo de espera pasará tan rápido que te habrá parecido un instante.

 

Nunca es tarde para descubrir el gusto por la lectura. A todos aquellos que no sois aficionados a la misma os recomiendo que seleccionéis algún libro ameno, de fácil lectura y de un tema que os interese. Hay que empezar por lo más sencillo y así, poco a poco, llegará un momento en que estéis deseando tener unos instantes para dedicarlos a la lectura.

 

Es más, existen estudios llevados a cabo, según los cuales la lectura mejora la conectividad cerebral, intensificando nuestra inteligencia y activando regiones cerebrales que propician procesos de imaginación a partir de los acontecimientos de la narración y acogen en la mente recuerdos y experiencias personales. Y es que, al leer, estamos obligando a nuestro cerebro a pensar, estamos mejorando nuestra capacidad intelectual y ejercitando – como he dicho – la memoria y la imaginación, así como retrasando la posible aparición de los síntomas de demencia.

 

Estimula el intercambio de información y el conocimiento, la percepción, la concentración, la empatía… es decir, que todos sus efectos son positivos. Y además, no tiene fin. Hay millones de libros publicados entre los que escoger.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL