Reforma escolar en Francia – Parte II

El mes pasado, os hablé de un artículo publicado el día 17 de mayo de 2015 en el periódico francés “Libération” que reproducía una entrevista del primer ministro francés Manuel Valls en la que se explicaba la reforma del colegio propuesta por el Gobierno francés. Aquí os presento la segunda y última parte

 

Después de haber expuesto lo que es para él la escuela y los ideales de la misma así como los problemas que conoce hoy en día el sistema escolar actual, Gaëlel ministro Valls siguió su discurso hablando de falsedades sobre la reforma que propone el Gobierno. Según él: “Muchas de ellas se han dicho acerca de esta reforma.; muchas fantasías y muchos miedos se han generado. Cuando se permite al 100% de los alumnos aprender un segundo idioma desde el segundo año de secundaria (lo que correspondería en España a 1º de la ESO), cuando se democratiza el acceso al latín y al griego, cuando se permite a todos los alumnos, incluido a los más frágiles y los más tímidos, ganar confianza y mejorar, se les promociona a todos, por tanto, eso es ser fiel a la República. Se refuerza por consiguiente nuestro país.”

 

En el corazón de esta reforma, está la confianza depositada en los equipos pedagógicos, en su profesionalidad y creatividad. Después de todo, son los docentes quienes mejor conocen las necesidades de sus alumnos. Así pues, deben poder contar con un margen de maniobra para que sus alumnos puedan mejorar, y poder siempre interesarse más o trabajar, a veces, de forma diferente. De ahora en adelante, cada instituto decidirá el 20% del horario de sus alumnos para realizar trabajos en grupos reducidos, para un apoyo personalizado y tareas de enseñanza multidisciplinar.”

 

Una consulta está en marcha en el desarrollo de los programas escolares. Esto es una cosa muy buena. Necesitamos la opinión de los profesores, pero también la valiosa información de expertos. La historia no debe ser la enseñanza de un «sentimiento de culpa nacional», sino una fuente de cohesión, de orgullo y también del estado de alerta, aprendiendo del pasado. La cohesión es también una enseñanza laica de las religiones para abrirse al otro, para aprender la tolerancia.”

 

El ministro sigue su explicación hablando del interés de esta reforma para los niños franceses. Precisa queValls   «Pourquoi la réforme du collège doit se faire» - Libération (1) “El debate no está entre elitismo e igualitarismo; se halla entre los que piensan que algunos pueden tener éxito únicamente si se condena a una parte de nuestros hijos al fracaso y los que opinan que todos pueden – y merecen – tener éxito. Entre una visión conservadora de la escuela y una visión realmente republicana a la vez que meritocrática y generosa”.

 

Finalmente, esta reforma de la escuela refleja tendencias más profundas que conciernen a nuestra sociedad. Si reformamos Francia, si la ponemos en movimiento, es para eliminar obstáculos que impidan las iniciativas. Es para luchar contra este sentimiento cambiante que cree que todo era mejor antes y que nada debería cambiar. El mundo cambia, Francia debe adaptarse, ponerse en marcha, sobre todo preparando a sus jóvenes, poniendo todas las posibilidades de su lado.”

Y termina su discurso diciendo: “Invito, en lugar de utilizar con fines partidistas la escuela – un bien común –, a entendernos sobre lo esencial: el interés de nuestros hijos; es la única cosa que debe contar.”

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL