Nuevo curso

Una vez más iniciamos un curso y, como todo lo que se estrena, tiene cierto olorcillo a nuevo. Efectivamente, este año, como en otros, tenemos novedades y, no sólo me refiero a la llegada de nuevos profesores y alumnos (a los que doy la bienvenida desde estas líneas) como consecuencia del incremento de unidades, sino a nuevos y no tan nuevos retos en los que nuestro centro está inmerso a través de diferentes planes

 

Estos planes, algunos de los cuales ya se iniciaron en cursos anteriores, son de lo más variado, sin embargo todos tienen unos objetivos Fernandoen común: el interés de toda la comunidad educativa por mejorar su trabajo, por ofrecer y recibir una educación lo más integral posible y por intentar que el centro llegue a ser referencia y canal cultural de la zona.

 

Desde luego, muchas personas están poniendo su esfuerzo para que esto se pueda llevar a cabo. Los resultados no serán visibles de hoy para mañana, pero esperamos que sí lo sean en un plazo relativamente corto en el tiempo. Hay planificación y buena voluntad, sólo nos resta ser efectivos en el trabajo.Así que, con toda la tarea que tenemos por delante, únicamente nos queda desearos buena suerte en el relleno de la página en blanco que es el presente curso.

 

Es una evidencia que cada vez son más los alumnos que llegan al centro provenientes de otros países. Este año tenemos alumnos de distintas nacionalidades. Esto implica que en algunos casos nos encontramos con problemas de integración en la comunidadFernando_1 educativa, debido en algunas ocasiones a la barrera que supone el idioma, otras veces, a la dificultad que supone el integrarse en un medio que no conocemos y otras, que los planes de estudios no coinciden con los que traen de sus países, etc.

 

Para tratar de paliar esta situación y hacer que la integración sea más rápida y no genere trastornos en los propios alumnos, la Administración ha creado la figura del profesor/a de Interculturalidad, que en nuestro centro no tenemos. Hemos de acudir a las personas que llevan el Aula de Dinamización Intercultural de Santander. Yo todos los cursos suelo hablar con ellas, porque siempre tenemos algún alumno que necesita de esos servicios.

 

La identificación de jóvenes con dificultades de integración social por motivos económicos, laborales, familiares o de cualquier tipo, requiere una actuaciónFernando_2 inmediata y desde espacios normalizados para éste, como es el escolar. Asimismo, la interconexión educativa con las familias se hace cada día más necesaria puesto que son los principales agentes en el desarrollo integral de sus hijos. Para ello, en ocasiones, es importante la intervención escolar más allá de la función tutorial, mediando con la familia, sobre todo en aquellos casos en los que la situación familiar afecta de manera poco adecuada al desarrollo de los alumnos.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL