La competencia global

A medida que avanzamos hacia un mundo cada vez más interconectado, se vuelve más relevante para los estudiantes el convertirse en globalmente competente y preparado para estudiar una carrera o para ejercer profesionalmente

 

Cada vez son más las universidades e instituciones de educación superior que buscan estudiantes que demuestren sus habilidadesrgonzalez2 del siglo XXI en la clase que le proporcionen un plus que le ayude a completar exitosamente su carrera académica. Por ejemplo, la Universidad de Harvard promociona el aprendizaje de la lengua como uno de los factores claves que buscan en sus solicitudes de entrada. Los educadores tienen un impacto enorme en el éxito académico de los estudiantes más allá de la clase.

 

El papel de los docentes es clave a la hora de alentar a los estudiantes a pensar en aprender fuera de las cuatro paredes que delimitan el aula. Concienciar a los alumnos de la necesidad de entender el aprendizaje como un proceso a lo largo de la vida es una de nuestras principales tareas, si no la más importante.

 

Aún diría más: entender las diferentes formas de integrar el aprendizaje académico junto con las habilidades necesarias para desenvolverse en el siglo XXI puede preparar a nuestros alumnosrgonzalez1 para ser globalmente competentes y facilitarles el acceso a nuevas vías de aprendizaje. Las denominadas cuatro ces (Comunicación, pensamiento Crítico, Creatividad y Colaboración) se encuentran entre los requisitos que tanto las universidades como los CEO de las empresas buscan entre las solicitudes de los candidatos.

 

En este post nos proponemos identificar algunos de los puntos claves para fomentar estas competencias globales en el aula:

  1. Favorecer la diversidad.

  2. Fomentar el diálogo intercultural: este puede ser uno de los métodos más efectivos para que los alumnos aprendan a comunicarse con personas que proceden de un ámbito distinto al suyo. Prepararlos para interactuar con estudiantes de otros países puede tener un impacto significante en su forma de ver el mundo.

  3. Integrar la tecnología.

    Enlazando con el punto anterior, una magnífica oportunidad para promocionar el diálogo intercultural en el aula podría ser la participación en algún intercambio virtual a través de herramientas de videoconferencia y/o de redes sociales.

  4. Participar en experiencias de intercambio cultural. Algunos de nuestros alumnos tendrán la oportunidad de participar en algún proyecto europeo, pero también se ha dado el caso opuesto, en el que estudiantes de otros países han visitado nuestras aulas.

    La web está llena de actividades y recursos que permiten desarrollar estos aspectos. Muchos de ellos son además breves (con una duración de aproximadamente diez minutos) e incluso si no encontramos la forma de integrarlos directamente en la planificación de nuestras unidades didácticas, no hay excusa para no ponerlos en práctica puesto que siempre pueden intercalarse en cualquiera de nuestras clases a modo de actividad de calentamiento, para romper el hielo, para comentar alguna noticia de actualidad o para amenizar un poco esa última hora del viernes, por poner un ejemplo.

Imágenes:

Logo of the Erasmus Programme Source: This is a logo owned by European Union for Illustration.. Fair use

Logo for WikiProject Globalization.

Autor: John Shandy`

Archivo disponible bajo licencia de tipo Creative Commons CC0 1.0 Universal Public Domain Dedication

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL