España, país de siesta y fiesta

Nuestro país, como todos los demás, tiene sus peculiaridades, algunas justamente reconocidas por todos (propios y extraños) y otras que no se corresponden con la realidad y han pasado a formar parte de su  imagen desvirtuada

 

Apenas ha empezado el curso y después de haber dejado atrás las vacaciones veraniegas, blanca-en el primer trimestre nos topamos con la Fiesta Nacional del 12 de octubre y los puentes de Todos los Santos y de la Constitución. Pero bueno… ¿es que en nuestro país estamos siempre de fiesta?

 

La valoración de España como “país de siesta y fiesta” seguramente no se ajusta a la realidad, al menos en lo que a fiestas se refiere. Y es que no nos engañemos: en lo que  atañe a vacaciones (de la siesta no voy a hablar aquí) no somos tan diferentes de otros países, aunque a muchos les  pueda sorprender.

 

A priori, estamos entre los europeos que más vacaciones disfrutamos, pero si analizamos ciertos datos con detenimiento, quizá no merezcamos la fama que tenemos. Ángela Merkel señaló a Grecia, España y Portugal como los países europeos que más vacaciones disfrutan; incluso llegó a sugerir que las disparidades entre unos y otros socios debían ser eliminadas y lo ideal sería establecer un calendario único en el entorno comunitario.

 

Si observamos las vacaciones en la Unión Europea (UE), es cierto que algo de razón tenía la canciller alemana: En Europa el número de días libres de los trabajadores varía. Sin embargo, Merkel no atinó poniéndonos como ejemplo sin aludir a otros socios como Francia, Suecia, Austria o la mismísima Alemania, que igualan e incluso superan a los países en un principio mencionados –si se computan el total de días de vacaciones, festivos y fiestas locales –.

 

La Guía Mundial de Beneficios y Empleo elaborada por la consultora Mercer, entre sus conclusiones, expone que la UE es la región del mundo donde más días libres al año se disfrutan y España, concretamente, se situaría entre los diez países del mundo con más jornadas sin trabajar remuneradas.

 

Los empleados con más días de vacaciones en total son los austriacos, que tienen derecho a 25 días de vacaciones por ley más 13 días festivos, y los de Malta con derecho a 24 días blanca 1de vacaciones por ley y 14 días festivos. A ellos les siguen Grecia, con un total de 37 días festivos, y Reino Unido, Francia, Suecia, España y Portugal, con 36 días en total (22 días laborables más 14 días festivos).

 

El informe de Mercer explica que comparar unos países con otros, teniendo que contemplar cada una de sus legislaciones, que contabilizar días hábiles, naturales, laborales… y debiendo considerar la posibilidad – por parte de ciertas empresas – de aumentar los mínimos legislados, resulta muy difícil; en otras palabras, las empresas de algunos países (por ejemplo de Reino Unido, con 28 días de vacaciones y 8 festivos), están obligadas por ley a dar permisos especiales ante ciertas circunstancias, pero incluso aunque no estén obligadas, conceden días adicionales para ayudar y retener a los profesionales. Ofrecer vacaciones más generosas es un beneficio muy atractivo que se utiliza cada vez más debido a que los empleados procuran mejorar su equilibrio de vida personal y profesional.

 

En el caso de Alemania, la legislación laboral establece unas vacaciones anuales mínimas para los trabajadores de 20 días laborables al año más 9 festivos para todo el Estado, lo que contabiliza un total de 29 días libres al año. Ahora bien, a estos días habría que sumar los festivos estipulados por cada uno de los 16 länder, hasta el punto de que un alemán puede agregar fiestas a su calendario laboral hasta alcanzar un máximo de quince festivos. Conclusión: un total de 35 días y por tanto se coloca en los mismos parámetros vacacionales que España, Grecia o Portugal. La ventaja que tiene Alemania es una mayor flexibilidad en las fechas de sus vacaciones pues por norma general, el trabajador decide cuándo tomar vacaciones; hay menos posibilidad de puentes que en España, pero a cambio se goza de mayor libertad en la capacidad de elegir sus periodos vacacionales.

 

Otros países europeos como Francia pueden acumular hasta 13 festivos en departamentos del Bajo Rhin, el Alto Rhin y la Mosela con lo que superarían a España e incluso a Grecia. En la Europa Central y del Este, Polonia con 26 días está a la cabeza, seguida de Hungría con 23. Letonia, Eslovenia, Eslovaquia, Lituania, la República Checa y Rumanía pese a tener 20 días de vacaciones por ley, sin embargo poseen más festivos al año que los países de Europa Occidental. Curioso ¿verdad?

 

Al otro lado del charco, también afloran curiosidades: Por ejemplo, La ley federal de EE.UU no obliga a pagar por días no trabajados y por tanto, Canadá y Estados Unidos se encuentran entre los países menos generosos en cuanto a días de vacaciones por ley.Muchas organizaciones de Estados Unidos proporcionan tres semanas de vacaciones después de cinco a diez años de antigüedad y los empleados afiliados a un sindicato en general tienen los días de vacaciones que se especifican en los convenios colectivos. En Canadá, con 19 días de vacaciones pagadas al año, las vacaciones por ley pueden además variar entre las provincias, y por otro lado, las empresas suelen complementar los mínimos legales. En Latinoamérica, Colombia y Chile solo ofrecen dos semanas de vacaciones pagadas al año, pero con respecto a otros blanca2países latinoamericanos, disponen de más festivos que los de su entorno,18 y 14 días festivos respectivamente.

 

Los niveles de derecho a vacaciones por ley en Asia son todavía inferiores a los de Europa occidental. Japón, Australia y Nueva Zelanda ofrecen a sus empleados los más altos de la región con 20 días de vacaciones por ley.

 

Por lo que respecta a las vacaciones escolares, un estudio de Eurydice, Red europea de información sobre Educación, constata que en nuestro país los niños tienen entre 10 y 11 semanas de descanso en verano, lo que nos coloca casi a la cabeza  en el ranking, pero he dicho “casi”;  el tiempo de vacaciones escolares en España está igualado al de otros países como Suecia y Finlandia. Es más, éste es superado por italianos, turcos y lituanos, que disfrutan de 13 semanas de descanso estival. Como contrapunto tenemos a  Inglaterra, Dinamarca o Alemania, donde el periodo vacacional se reduce a 7 semanas en los dos primeros países, y a 6 en el último.

 

Es importante añadir que en algunos países europeos, los periodos de descanso escolar están distribuidos de otra forma: vacaciones de otoño, Navidades, vacaciones de invierno o Carnavales, y vacaciones de primavera o Semana Santa (España compensa su prolongado parón estival prescindiendo de las de otoño).

 

Después de todas estas consideraciones advierto qué diferentes son unos países de otros. Sin duda la globalización nos ha acercado y gracias a ella, conocemos cada vez mejor a nuestros vecinos y ellos a nosotros; no obstante, estamos empezando en esto de descubrir y descubrirse, y por ello, es tiempo de ir desterrando tópicos y medias verdades para ir asumiendo realidades.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL