El libro de texto en la enseñanza y aprendizaje de un idioma (2ª parte)

El mes pasado, vimos la importancia del libro de texto en la enseñanza/ aprendizaje de un idioma extranjero (ver art.) debido a la calidad y variedad del material educativo que es de gran ayuda, tanto para la labor del profesor, como para el aprendizaje del alumno. Hoy, analizaremos las ventajas del libro de texto – y el material adicional que lo acompaña – para los dos principales actores que lo usan, a saber: el profesor y los alumnos

 

Para el profesor, enseñar un idioma con un libro de texto (y todo el material que le acompaña, tal como vídeos, cuaderno de ejercicios, Gaëlfichas, dispositivos de evaluación, portfolio, CD-ROM interactivo, libro del profesor, recursos en Internet, posters para el aula, etc.) significa una multitud de ventajas como:

 

  • Un ahorro de tiempo. El material de calidad ofrecido por el libro de texto representa el fruto de una inversión inmensa de conocimientos y horas de trabajo de un equipo de pedagogos y lingüistas, que difícilmente podría alcanzar un profesor solo.
  • Unos contenidos pedagógicos de calidad con soportes variados (documentos auténticos o semi-auténticos, tanto orales como escritos).
  • Unos contenidos de enseñanza adaptados al Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas, que proporciona una base común para la elaboración Gael1de programas de lenguas, orientaciones curriculares, exámenes, manuales y materiales de enseñanza en toda Europa y se utiliza en todo el mundo para definir las destrezas lingüísticas de los estudiantes. En ese sentido, muchos libros de texto tienen una parte dedicada a la preparación de exámenes oficiales, como el Cambridge English Language Assessment para el Inglés o el DELF (Diplôme d’Étude en Langue Française) para el Francés.
  • Una formación continua que tiene en cuenta las nuevas metodologías y los nuevos métodos de enseñanza / aprendizaje de los idiomas.
  • Una guía del profesor que propone al docente un enfoque pedagógico paso a paso con consejos, ejercicios de repaso, actividades complementarias, pautas para facilitar la autonomía de aprendizaje de los alumnos, fichas de evaluación, etc.

Para el alumno, el libro de texto representa un soporte indispensable para el acceso al saber. Además, el contenido viene de forma ordenada y coherente. Si nos referimos a la psicología del aprendizaje, el manual tranquiliza al alumno puesto que materializa los conocimientos que debe adquirir.

 

En resumen, aprender un idioma con un libro de texto es, en primer lugar, un apoyo por sus contenidos organizados y coherentes; Gael2el libro está dividido en unidades y módulos con una progresión funcional o por nociones en adecuación con el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, con una estructuración de los conocimientos anteriormente estudiados, un aprendizaje paulatino a partir de temas y documentos orales y escritos – variados y auténticos –  y con una evaluación al final de cada unidad. Además, el manual es el libro de referencia para todos los alumnos que integran la clase y fomenta una interacción entre ellos.

 

En segundo lugar, el libro de texto es un soporte eficaz, con colores brillantes, ilustraciones motivadoras y bien distribuidas en el espacio, un título llamativo y una tipografía moderna.

 

En último lugar, ofrece a los alumnos una iniciación a las nuevas metodologías y nuevos métodos de enseñanza / aprendizaje de los idiomas. Por todas estas razones, considero que los libros de texto son una herramienta necesaria, única e insustituible para el aprendizaje de idiomas extranjeros.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL