La presencia del notario en la compraventa de viviendas

Cuando firmamos el contrato de compraventa de una vivienda y la posterior hipoteca, generalmente tendemos a ver la figura del notario como un gasto más que añadir a la lista, y no como un elemento necesario. Esto se debe en parte, a que pocas veces nos paramos a pensar en el papel que juega y cómo podríamos aprovecharlo mejor

 

Por imperativo legal, toda hipoteca debe formalizarse en escritura notarial, así que por mucho que quisiéramos, no podríamos amedrano-150x150prescindir de la presencia del notario. Pero es que, además, tampoco sería recomendable para nuestros intereses.

 

Lo primero que conviene aclarar es que, en el caso de las hipotecas, el cliente tiene derecho a elegir notario aunque no se haga constar expresamente. Lo que suele ocurrir es que la mayoría de la gente no cuenta con un notario de confianza e incluso es posible que no conozca a ninguno, por lo que deja que sea la entidad financiera quien lo elija. El notario debe estar presente en la firma del préstamo hipotecario o en la compra-venta de la casa, pero su papel va más allá del puramente testimonial; además de dar fe de que la operación se ha producido y asegurarse de que es legal, debe, sobre todo, comprobar que ambas partes entienden lo que han firmado.

 

La tarea del notario en la firma de la hipoteca empieza bastante tiempo antes de la firma de la escritura. Uno de los derechos que asisten al cliente es: la posibilidad de examinar el proyecto de escritura que confecciona el notario durante los tres días hábiles anteriores a la firma. Antonio M1Se trata de una posibilidad que no debemos dejar de aprovechar ya que nos permitirá comprobar los elementos que componen el contrato y, sobre todo, preguntar cualquier tipo de duda. No en vano, como ya he comentado anteriormente, parte de la labor del notario será la de asegurarse de que ambas partes entiendan lo que están firmando y… si tenemos en cuenta que el banco seguro que no tiene dudas, sólo quedaría explicárselo al cliente.

 

Entre las acciones que deberá llevar a cabo el notario como fedatario público en un contrato de préstamo hipotecario se pueden mencionar las siguientes:

  • Verificar que el contrato se adapta a la legalidad.
  • Verificar que los tipos de interés incluidos en la escritura se adaptan a los tipos de interés oficiales del Banco de España.
  • Analizar las cláusulas del contrato y explicarlas de forma clara a los clientes, lo que incluye las consecuenciasAntonio M2 futuras de las mismas.
  • Analizar la documentación adjunta. 
  • Pero quizás lo más importante es que deberá explicar en un lenguaje claro y transparente los términos del contrato, así como resolver cualquier duda que pueda tener el cliente respecto al mismo. Esto se aplicaría, por ejemplo, al sistema de amortización de la hipoteca o a que el importe de las cuotas iniciales no quiere decir que se vayan a mantener en el futuro cuando se trate de un préstamo a interés variable.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL