Alumnos de Decroly visitaron el puerto de Santander

La jornada se completó con una charla recibida por una persona de la consignataria Cantabriasil.

 

Un grupo numeroso de alumnos de Decroly (en concreto los alumnos de 1º y 2º de Administración y Finanzas, 1º de Asistencia de laAna Cabello 2 Dirección y 1º y 2º de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales) visitaron el pasado noviembre el puerto de Santander.

 

La jornada comenzaba a las 8.30h con una charla celebrada en el salón de actos e impartida por Manuel Trueba Salas de la consignataria de Cantabriasil. En ella, Manuel nos mostró todos los servicios y profesiones que gestionan la llegada de un buque a puerto; hemos visto cómo es unPuerto 2 proceso complicado, en el que participan muchas empresas y personas vinculadas al puerto. El conferenciante también nos mostró una estimación de las diferentes tarifas y pudimos comprobar, para sorpresa de todos, lo caro que resulta.

 

Finalizada la charla, un autobús nos esperaba para llevarnos al Puerto. Allí, un empleado de la autoridad portuaria, Carmelo Rodríguez, nos recogió en la garita de entrada para acompañarnos en la visita. El primer tramo del recorrido nos llevó a la terminal de pasajeros, que ese día estaba vacía ya que no estaba prevista la llegada de ningún ferry. De ahí fuimos a la lonja de pescado, un edificio moderno diseñado por el ingeniero Juan José Arenas, y conocimos su funcionamiento, siendo especialmente curiosa la sala de subastas y cómo se puja por el pescado.

 

En la parte final de la visita, recorrimos otra vez en autobús el resto Puerto 11de muelles del puerto. En la zona de vehículos, observamos una explanada enorme repleta de coches (BMW, Ford, Renault, Nissan, Volswagen), aunque no tuvimos la suerte de ver ningún buque cargándolos (los coches estaban preparados para ser cargados por la tarde). Santander, según nos comentó Carmelo y también Manuel, es un puerto de referencia en lo que a vehículos se refiere.

 

En el muelle de Raos, vimos tres buques cargando: uno de harina de soja que viene de Argentina, otro de sulfato y otro de carbón. Con respecto a este producto, nuestro guía destacó el sistema de carga, así como la nave donde se almacena. Construidos por la empresa Noatum, las dos instalaciones son pioneras a nivel mundial en temas medioambientales. Nosotros, desde el autobús, vimos cómo la cuchara (una especie de grúa que coge el producto y lo descarga) no derramó nada en la operación.

 

Pegados a estos buques, había otro descargando chatarra que venía de Turquía. Es lo que se conoce como la terminal de siderurgia, que muestra a la perfección la función del puerto:viene la chatarra de un buque, la lleva a la empresa ubicada en el polígono dePuerto 18 Nueva Montaña, la transforma y sale de nuevo al puerto para ser cargada y enviada a destino.

 

Ya al final de nuestra visita, pasamos por la terminal de graneles y las naves donde se almacenan los rollos de papel de prensa. Este último producto, resulta curioso: son rollos enormes de papel, que en un tiempo eran una mercancía importante para el puerto – ya que los buques provenientes de Finlandia abastecían de rollo de papel de prensa para todo lo que se editaba desde Madrid –, pero que hoy en día tal y como está el sector ha bajado mucho.

 

Ha sido, sin duda, una actividad muy interesante para dar a conocer a nuestros alumnos un sector y unas empresas potentes de nuestra región, en las que en un futuro, por qué no, podrían estar trabajando.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL