Los comienzos de la Formación Profesional Dual

Desde el curso 2013-14 se viene aplicando en España una nueva modalidad de la Formación Profesional, se trata de la Formación Profesional Dual que aparece regulada en el RD 1529/2012 de 8 de noviembre

 

Su implantación no se ha producido de manera uniforme en todo el territorio nacional puesto que cada comunidad autónoma tiene competencia en esta amedrano-150x150materia y, todavía hoy, existen comunidades donde el número de alumnos matriculados es casi testimonial.

 

El objetivo último que se persigue es el de reducir la elevada tasa de paro juvenil y abandono escolar que padecemos. Al recibir parte de su formación en la empresa, los alumnos cuentan con más posibilidades de encontrar un contrato de trabajo al finalizar sus estudios. Para las empresas constituye un buen modelo para seleccionar profesionales puesto que en ellas pueden formarles a medida y, además, se puede contar con un conocimiento muy preciso de las habilidades y personalidad de los futuros trabajadores.

 

Esta modalidad ha tomado de ejemplo a países como Alemania o Austria, que llevan largo tiempo en funcionamiento con resultados muy favorables. En nuestro país, este tipo de Formación Profesional cuenta a su vez con cinco variedades diferentes:

  1. Formación exclusiva en el centro formativo: la formación en el centro de estudios se alterna con la actividad laboral en la empresa.

  2. Formación con participación de la empresa: la empresa facilita espacios o profesionales para impartir la totalidad o parte de las clases.

  3. Formación en el centro de estudios y en la empresa: algunos módulos se imparten en la empresa y otros en el centro de estudios de forma complementaria.

  4. Formación compartida: la empresa deberá estar adscrita al centro de formación.

  5. Formación exclusiva de la empresa: tanto la teoría como la práctica se imparten en la empresa.

De las variables anteriores, las que más se están utilizando son: la compartida entre el centro de trabajo y el centro de estudios, seguida por la formación con participación de la empresa.

Si nos fijamos en los niveles donde más se aplica, podemos comprobar que es en los grados superiores, con un 72%, donde está más implantada. Y dentro de los sectores,Antonio M1 es el secundario (industria textil, mecánica del automóvil, electrónica, química, etc.) donde está más presente.

 

El número de alumnos que siguen estas enseñanzas ha crecido de forma exponencial en estos últimos tres años. Así, se ha pasado de 4.292 en el curso 2012-13, a 9.555 en el curso siguiente. El curso pasado 2014-15 había en España un total de 16.129 alumnos. Por su parte, el número de empresas colaboradoras también ha crecido de manera sustancial en estos tres cursos: se pasó de contar con 400 empresas hasta las 4.833, según estadísticas del Ministerio de Educación.

 

En cuanto al grado de implantación en las diferentes comunidades autónomas, vemos que Andalucía con 2.562 alumnos seguida de Cataluña con 2.545 son las comunidades más destacadas. En el polo opuesto, Extremadura y Navarra con 85 y 79 alumnos respectivamente, son las que llevan más retraso.

 

A pesar de estas cifras esperanzadoras todavía queda mucho que hacer. Pienso que tal vez lo más importante es convencer a las empresas de lo ventajoso que resulta

este modelo para sus intereses.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL