La innovación y las nuevas tecnologías como base fundamental para el sector turístico

La industria del turismo está  siendo uno de los motores más importantes, sino el más, para la salida de la crisis ya que acumula tres años seguidos de crecimiento sólido, y  el 2016, a pesar de nuestros políticos, se espera que sea también  muy positivo

 

El sector turístico en España supone cerca del 11,2 % del PIB total español al cierre del 2015. Según el INE, la aportación al PIB español de gerardolas actividades turísticas estaba valorada en algo más de 112.000 millones de euros al final de 2012 (el último ejercicio completo con datos oficiales). Tras dos años consecutivos al alza, el valor del turismo para nuestra economía ha escalado hasta casi 116.500 millones al final del 2014, llegando previsiblemente a 120.400 millones de euros en el 2015.

 

Este crecimiento tan importante en el sector turístico tiene que ir unido a la adaptación por el sector a las nuevas tecnologías y la innovación constante, ya que de no ser así, perderemos competitividad y daremos pie a que otros mercados emergentes nos tomen ventaja. Un cambio importante que se está  produciendo en este sector, viene dado por otro sector: el de la telefonía móvil.

 

Booking, la empresa líder en reservas de hoteles y alojamientos on-line  en el mundo, afirma que  un tercio de las reservas de su plataforma se hace vía teléfono móvil.

Aunque el teléfono de bolsillo mantendrá su reinado, sí cambiará su misión final. El gran cambio será que el móvil pasará de ser una herramienta para la transacción, a una herramienta para generar experiencias, según se afirmó en la feria ITB Berlín. Si hasta ahora la función de las plataformas de comercio electrónico era  conseguir el mayor número posible de compras o reservas, en la próxima etapa, su función se centrará en ser relevante a través de la tecnología desde el momento en que el consumidor piensa por primera vez en viajar, hasta cuando vuelve a casa y escribe su reseña en Internet – apartado este muy importante que utiliza continuamente el viajero para decidirse por un destino u otro –.

 

En un futuro no muy lejano, no necesitaremos ningún documento para viajar. Adiós al pasaporte, a las tarjetas de crédito Gerardo 1o a las llaves del hotel; todo estará en el teléfono móvil. El turista desde su móvil podrá realizar cualquier operación al momento, lo que va a requerir por parte del sector turístico una apuesta muy importante en innovación y adaptación de sus empresas a estos nuevos clientes que ya están llamando a su puerta.

 

Booking.com ya está probando nuevas tecnologías para satisfacer esa necesidad del consumidor de adquirir experiencias. Sus dos principales áreas de interés se centran en el momento previo a la reserva y el posterior. Para las etapas anteriores, la empresa ha lanzado el buscador “Passion Search”, que localiza los mejores destinos en función de los gustos y aficiones del usuario, se quiere inspirar al cliente antes de que realice la compra. En cuanto a la fase siguiente, la compañía trabaja en muchas tecnologías como la comunicación directa del viajero con el hotel de forma segura, o las recomendaciones de ocio sobre la marcha.

 

En definitiva, las empresas dedicadas al sector turístico tienen que estar en continua evolución en el ámbito tecnológico, si no quieren perder ese puesto tan privilegiado que ocupan dentro del PIB español.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL