Do you speak English?

En mi primera clase de inglés con los grupos de Formación Profesional Básica, ésta es la primera pregunta que formulo a mis alumnos.

 

Para mi sorpresa la respuesta de todos era un terrible NO. Con el tiempo les he ido demostrando que eso no es así y me sientopepe 1 muy orgulloso de ellos ya que han superado barreras más complejas que el idioma.

 

Cuando uno es profesor, debe ponerse en el lugar de los alumnos, comprender sus miedos y sus temores. Este año tenía ante mí un reto importante: enseñar inglés, esa asignatura tan querida y temida a partes iguales y que, desde luego, es vital para el futuro personal y laboral de los alumnos. Laboral ya que sin él pocos empleos pueden desempeñar, y en un futuro no muy lejano será prácticamente ninguno; personal porque no conocer un idioma como el inglés te limita a la hora de viajar, conocer personas y lugares, e incluso te hace no entender una multitud de recursos como la música que tanto les gusta.

 

No deja de ser curioso que chicos tan jóvenes, que han estado recibiendo clases de inglés desde niños en los colegios, respondan con un no tan rotundo cuando se les pregunta sobre si hablan inglés o no. Está claro que esta respuesta no es real ya que alguien que ha estado tanto años en clase de una lengua extranjera sabe algo sobre ella y, como la experiencia les ha demostrado, ese “algo” es muchísimo más de lo que ellos pensaban en un principio.

 

Para mí, el conocimiento de un idioma y más aún, aprender un idioma tiene como objetivo principal poder comunicarse con personas que, o bien tiene esa lengua como lengua materna, o bien la conocen como nosotros, como segunda o tercera lengua extranjera. Además, la historia de la enseñanza del inglés nos ha demostrado que de nada sirve conocer las normas gramaticales de forma perfecta si no sabemos interactuar con otras personas de forma oral.

 

Hemos sido muchas las generaciones que aprendimos curso tras curso inglés haciendo los mismos ejercicios: comenzábamos con el presente simple y terminábamos con las mismas estructurasPepe 2 complejas, pero hay que recordar que terminábamos nuestra etapa educativa en los exámenes de selectividad sin un examen de inglés que “midiese” nuestra competencia oral, lo que explica cuál ha sido la trayectoria en la enseñanza de los idiomas. Así, año tras años nos hemos hecho maestros de ejercicios de gramática, pero en el momento en que sonaba un listening o debíamos hablar en un speaking nuestros conocimientos parecían desaparecer ya que el miedo se apoderaba de nosotros. Estaba claro que algo fallaba si después de toda nuestra etapa educativa terminábamos sin poder comunicarnos con fluidez.Quiero resaltar que no pretendo decir en este artículo que la gramática no es importante, es más, la gramática es la base sobre la cual debe aprenderse una lengua, pero no hay que olvidar que el objetivo principal es la comunicación.

 

Cuando me reúno en clase de inglés con los alumnos, mi objetivo principal es que venzan sus miedos, que no se avergüencen de su nivel de inglés, que nos entendemos y se les entiende y que pasar de pronunciar cinco a doce vocales es un salto increíble donde los errores son nuestros fieles compañeros. He llegado a comprobar que ellos, una vez que van perdiendo ese miedo, se sienten más libres y seguros y eso se traduce en que su competencia lingüística aumenta a un ritmo antes impensable.

 

No hay que olvidar que el principal enemigo para el aprendizaje es el miedo, es más, es el más terrible compañero de vida, así que nuestro deber como docentes es ayudar y acompañar a nuestros alumnos a través de estas emociones para reconocerlas,  vencerlas, y para que, además de conocimientos, aprendan que en la vida nos equivocamos y que no hay que tener miedo, que el inglés como todo lo demás se puede aprender si no nos ponemos límites.

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL