La educación en China

Recientemente, he leído en un periódico digital un artículo sobre la educación en China que me ha llamado poderosamente la atención. Se trataba de una especie de experimento para ver qué sucedía si varios profesores chinos se desplazaran a un colegio inglés y dieran sus clases exactamente igual a como lo hacían en su país

 

Pese a los excelentes resultados que muestra el informe PISA para los colegios de Sanghái, el experimento fue un completo fracaso.amedrano-150x150 La razón fundamental que explica este resultado es la metodología empleada: Los profesores chinos impartían sus clases a base de lecciones magistrales, donde se limitaban a escribir en la pizarra la teoría y los alumnos a copiarla en sus cuadernos sin más; no había dialogo, no había preguntas ni aclaraciones… y, claro está, los alumnos (entre 14 y 15 años) perdieron rápidamente el interés y se dedicaron a molestar. Evidentemente la cultura china no es igual a la occidental y los patrones de conducta son muy distintos: allí existe el respeto a la figura del profesor, la competencia para conseguir las mejores notas, el espíritu de sacrificio, etc.

 

Después de leer el artículo, he recordado que el modelo de enseñanza en España hace 30 o 40 años no debía ser muy distinto al actual de China: El profesor antaño era un dios, y los alumnos de entonces debíamos levantarnos de las mesas cuando llegaba y obedecerle en todo, Antonio M  21-04-2016 Educación en china(Blanca 31-05-2016)sin rechistar; en caso de desacato, el castigo era inmediato, además de sumarísimo. La sociedad lo veía normal, y nuestros padres siempre le daban la razón al profesor cuando nos infligía un castigo, tuviera o no razón. Si nos quejábamos, corríamos el riesgo de recibir otra sanción por su parte. Posiblemente, las dictaduras pasadas y presentes cuentan con este denominador común que busca educar a sus ciudadanos imponiendo de forma coactiva las ocurrencias del tirano de turno y censurando todo aquello que vaya en contra de su ideología.

 

Con el transcurso de los años, la sociedad ha ido evolucionando, con ella los métodos de enseñanza, pero muchos docentes han seguido manteniendo una actitud como la del pasado. Recuerdo que, estando ya en la universidad, algunos profesores se limitaban a impartir sus clases dictando unos apuntes que teníamos que copiar en un cuaderno a toda velocidad para luego pasarlos a limpio y después memorizar. No hacían otra cosa, no admitían preguntas ni aclaraciones y, menos aún, asumían errores o atendían reclamaciones en las calificaciones. No tengo toda la información sobre el estudio que realizó la BBC sobre Antonio M  21-04-2016 Educación en china(Blanca 31-05-2016)la educación en China, pero estoy casi seguro de que muchas de estas prácticas que hoy en día nos parecen superadas en Occidente, en China y otros países se ven bien y parecen mejores que las nuestras actuales.

 

Lo cierto es que, de una u otra forma, los alumnos aprenden, igual que aprendimos nosotros en nuestro tiempo. Es más, incluso parece, tal como nos dice el informe PISA, que los niveles de conocimientos adquiridos son muy superiores a los que arrojan nuestros alumnos ahora. No obstante, hay un aspecto que para mí es crucial: El ESPÍRITU CRÍTICO: Éste es algo que no sólo se aprende en las aulas, está presente en nuestra sociedad y es el motor que nos hace avanzar. En las sociedades más desarrolladas está muy vivo y se defiende a ultranza porque todos saben que sin él no habría democracia.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL