La inclusión real: Una perspectiva de justicia social

El pasado 19 de mayo, en el Aula Magna del Edificio Interfacultativo de la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria, se celebró una conferencia bajo la denominación La inclusión real: Una perspectiva de justicia social

 

A dicha conferencia, impartida por Mara Sapon-Shevin, asistimos Ana Mª Agüero y yo misma, atraídas por lo sugerente de su título. Intentando conocer un poco a la ponente y con las facilidades que nos ofrecen las nuevasMerche-5-150x150 tecnologías de la información, descubrimos a una profesora de la Universidad de Syracuse (Nueva York), que ha participado desde hace más de treinta años, en la formación de docentes para el desarrollo de aulas heterogéneas e inclusivas. A su vez, ha recorrido el mundo (EE.UU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia, Finlandia e Inglaterra) realizando diversos talleres. Tiene un extenso trabajo académico relacionado con la educación inclusiva, la promoción de la justicia social, el aprendizaje cooperativo y la lucha contra el racismo y la homofobia.

 

Ya en el salón de actos del Interfacultativo, nos encontramos con una señora afable, cercana y muy convencida de lo que trataba de comunicar. Una señora que se esforzó en impartir la conferencia en castellano, aunque su lengua nativa es el inglés, con la intención de que el mensaje llegase a más personas.  

 

Lo primero en lo que se centró fue en tratar de explicar su concepto de inclusión, que no siempre coincide con la idea generaMerche 2 (20-05-2016) La inclusión real (Blanca 2-06-2016) (2) - copial. Muchos piensan que  esta palabra  significa incluir a estudiantes con discapacidad en entornos educativos tradicionales y, en ocasiones, se considera una extensión del principio conocido anteriormente como »integración» o el intento de que los niños y niñas con discapacidad vuelvan a la «normalidad» educativa.

 

Según ella hay que considerar que esta definición de inclusión, es demasiado restrictiva, ya que además de las llamadas “discapacidades” hay otras muchas diferencias (de raza, identidad étnica, sexo, sexualidad, idioma, religión, clase…) por lo que ignorarlas no crea un sistema educativo realmente inclusivo para todos. La segunda cuestión tratada fue la de las medidas que se deben tomar, a nivel de clima escolar, para abordar cuestiones relacionadas con la diversidad del alumnado y la aceptación, para lo cual se centró en la “cooperación” y la “tolerancia”, palabras clave que, llevadas a la acción, proporcionan una inclusión práctica de los alumnos.

Por último, también hizo hincapié en la necesidad de preparar al profesorado para una educación inclusiva.

 

Desde mi punto de vista, lo que quiso transmitirnos fue “ilusión” y “ánimo” para conseguir entre todos que la inclusión pueda serMerche (20-05-2016) La inclusión real (Blanca 2-06-2016) (1) - copia plena y tenga capacidad para transformar al máximo el sistema educativo y la sociedad.

 

Según sus palabras, las claves para crear una comunidad acogedora son:

  • Unas aulas marcadas por la cooperación más que por la competición.
  • La inclusión de todos los estudiantes, que nadie tenga que «ganarse» la entrada en la comunidad.
  • Un ambiente en el que las diferencias se valoren y comenten abiertamente.
  • Un lugar en el que se valore la integridad de cada persona.
  • Un ambiente en el que se fomente la valentía para desafiar la opresión y la exclusión.
  • Un entorno en que no se ofrezca solamente seguridad física, sino también seguridad emocional para conseguir que todos se sientan seguros dentro de la comunidad a la que pertenecen.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL