El Acogimiento Familiar

Algunos niños y niñas no pueden ser atendidos por sus padres o madres y se integran en unas familias que voluntariamente les abren sus hogares, de manera que estos niños reciban los cuidados que merecen y necesitan para su edad

 

Según la Ley de Cantabria 7/1999 de 28 de abril, de Protección de la Infancia y la Adolescencia, se pone énfasis en la protección20151020_213120 de los niños y niñas en situación de desamparo.

Algunos de sus aspectos son:

-Salvaguardia de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

-Proporcionar a los padres y madres servicios y recursos de apoyo.

-Proporcionar a los niños, niñas y adolescentes un entorno alternativo, estable y seguro.

 

Hay unas medidas de protección derivadas de la asunción de la Tutela o de la Guarda de un menor por la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria, y éstas son el Acogimiento Residencial y el Acogimiento Familiar.

 

Crecer dentro de una familia es el mejor contexto en el que un niño puede estar para reparar los daños que hayan surgido por estar inmerso en situaciones que no son favorables para su crecimiento y formación como persona. Cuando no existen estas familias, estos niños crecen ADiego,23-05-2016,Acogimiento (Blanca 9-06-2016) (1) - copiaen un centro residencial de protección, lugar éste que les ofrece las necesidades básicas de protección, pero que no es el ideal para propiciar el desarrollo integral de los niños y niñas.

 

El entorno adecuado para ellos debe estar provisto de estímulos emocionalmente estables, donde se establezca una relación de apego seguro entre el niño y una familia. Está claro, que para este tipo de ambientes la “reclusión” en centros de acogida de menores no es el lugar más adecuado para establecer este entorno ideal de recuperación emocional y afectiva de los menores.

 

Las alternativas para vivir fuera de un centro de acogida cuando no pueden convivir con sus familias son la adopción y el Acogimiento Familiar. El Acogimiento Familiar es la convivencia en una familia ajena; los niños siguen manteniendo contacto con su familia original ­(no así, las familias de acogida y la biológica, que no suelen tener ningún tipo de contacto. Simultáneamente al Acogimiento Familiar, los servicios sociales están trabajando con las familias para restablecer o ayudar a resolver los problemas que éstas tengan y por los que se encuentran en riesgo social.

 

No se pretende suplantar ni sustituir a los padres biológicos; las familias de acogida son el paso intermedio desde el que los niños llegan a una adopción (medida definitiva) o vuelven con sus familias una vez que los servicios sociales determinen que las dificultades por las que pasaba esa familia ya han sido resueltas.

 

La Patria Potestad sigue siendo de los padres biológicos; la Tutela pasa a ser de la Administración y la Guarda la ejerce la familia de acogida, es decir, velar por el niño, tenerlo en su compañía, educarlo, alimentarlo y procurarle una formación integral.ADiego,23-05-2016,Acogimiento (Blanca 9-06-2016) (2) - copia

 

En definidas cuentas, el acogimiento familiar es una alternativa social muy enriquecedora para los niños en estas situaciones, y no sólo para estos niños, sino también para las familias que acogen, que tendrán experiencias enriquecedoras en valores y solidaridad.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL