Fin de la segunda etapa

Llega el final de junio, y mi labor en Decroly termina este año, aún más contento si cabe, que el año pasado

 

Como bien he ido relatando en otros artículos, el 30 de junio termina mi segunda experiencia en Decroly. Este centro es pepe 1para mí más que un lugar donde trabajar, es una gran familia que te acoge y te ayuda en el maravilloso mundo de la docencia, donde las relaciones personales son un punto vital y hacen que en el día a día, uno se sienta agradecido de poder desarrollarla.

 

Desde que comencé, tenía claro que mi estancia este año era temporal, pero nunca pensé que me iba a costar tanto pensar en ello en estas fechas. Quiero aprovechar este artículo para dar las gracias, en primer lugar, a nuestro director, D. Francisco Javier Muñiz, que ha vuelto a confiar en mí este año para hacer frente a esta situación –que tantas satisfacciones me ha reportado–. Igualmente agradezco al resto del Equipo directivo su apoyo y, por supuesto, a mis compañeros, personal docente y no docente. Debería nombraros uno a uno, pero la lista sería demasiado larga y todos sabéis que estáis en ella. Han sido unos meses de trabajo cercano, reuniones, clases, risas, cafés y en definitiva, de ir conociéndonos; han sido muchas las horas juntos, en las que vuestra cercanía me ha hecho sentirme parte del grupo, uno más desde el primer momento; este verano os echaré de menos y en septiembre, sin duda mucho más.

 

También muchos han sido los alumnos tratados durante este curso y los módulos impartidos: en todos y cada uno de ellos me he encontrado a personas que difícilmente olvidaré, razón por la que no quería desaprovechar la ocasión de recordarlos desde aquí. Todos ellos me han enseñado algo y me han hecho ver y reafirmarme en que, por suerte, he tenido unos meses para desempeñar la labor más bonita del mundo, en la que, además de contenidos, se trasmiten ideas, posturas ante la vida, ilusiones y confianza; al menos ése ha sido mi objetivo.

 

Por otra parte, considero que éste ha sido un aprendizaje mutuo, pues con gran satisfacción he podido verPepe 2 cómo los alumnos de primero –a quienes auguro también un buen final de ciclo­­ – se ven ahora más preparados y motivados para el año que viene, y cómo los de segundo –que han regresado de realizar su Formación en Centros de Trabajo en las empresas– se sienten más confiados y maduros, con ganas de seguir formándose, y con otra perspectiva de futuro más amplia y llena de posibilidades.

Finalmente, me siento orgulloso de que todos tengan menos vergüenza al hablar en inglés y  sean conscientes de todo lo que saben. ¡Ah! Y lo más importante: que sean conscientes de que si quieren, pueden, con inglés y con todo lo que les depare la vida.

 

Espero haber cumplido con las expectativas del centro que, como he dicho, tuvo a bien depositar su confianza en mí. Por mi parte, ha sido un verdadero placer estar estos meses con todos y sólo deseo poder reencontrarnos pronto. Gracias.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL