La importancia de la formación

Desde hace tiempo sabemos que si algo es clave en una organización son las personas que la forman

 

El turismo es, como muestran los datos, uno de los principales sectores económicos en el mundo y, tanto en España como en Cantabria,pepe 1 su importancia es indiscutible. Miles de personas trabajan y viven de empleos directos e indirectos relacionados con esta actividad y es gracias a ello por lo que muchas familias tienen unos ingresos anuales que les permiten desarrollar su vida de una forma digna.

 

Sin embargo, es un sector en el que el empleo muchas veces se caracteriza por la falta de estabilidad; como bien se repite año tras años, el principal problema que tiene el sector en la zona norte de España es que una vez que llega el Pilar, la actividad se prepara para hibernar hasta la próxima Semana Santa. A este letargo hay que sumarle que las jornadas suelen ser interminables lo que hace que la mayoría de los trabajos sean cogidos por jóvenes con poca experiencia, que lo viven como una primera aproximación al mundo laboral, como una actividad en la que ganar dinero en los meses estivales para pasar un buen invierno y esto, está claro, hace que se resienta el sector. La falta de profesionalidad es uno de los principales caballos de batalla, un objetivo principal que deben tomarse en serio todos los agentes que se benefician de esta actividad y en este caso, todos los posibles, tanto administraciones públicas como empresas privadas y para eso, los centros de formación tienen la llave.

 

Estamos acostumbrados a que los jóvenes que quieren trabajar en oficinas, talleres mecánicos y un largo etcétera emprendan sus estudios en Formación Profesional. Todos sabemos que es la formación ideal para los alumnos que quieren una formación de calidad en la que, sin invertir muchos años de sus vidas, puedan tener una empleabilidad. A diferencia de otra formación más teórica, la formación profesional tiene en la parte práctica su caballo ganador. Sin embargo, el sector turístico se ha caracterizado tradicionalmente por pepe 2asumir a personas que no estaban formadas en su actividad. Todos hemos escuchado la historia de personas que acaban trabajando en el sector sin ningún tipo de formación y que con los años, se han convertido en profesionales.

 

El problema es que los turistas cada vez son más exigentes y, el mercado de trabajo no ha estado en sus mejores momentos, por lo que la diferenciación para todos esos candidatos que año tras año van puerta por puerta buscando empleo en “este gran invento” está en la casilla de la formación de sus currículos.La rama de Hostelería y Turismo es la gran desconocida, incluso yo como docente, me he encontrado con personas que piensan que la única formación es la de cocina, a día de hoy tan de moda. Pero los ciclos de la rama turística brindan a los alumnos la posibilidad de adquirir unos conocimientos actualizados y desarrollar sus competencias tanto personales como profesionales.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL