A vueltas con el “grooming”

Vamos a hacer un pequeño repaso de consejos para adolescentes para prevenir y reconocer esta práctica de acoso sexual online, que realizan depredadores sexuales manipulando a menores para conseguir sus oscuros objetivos

A finales del mes de septiembre fue detenido en Zaragoza un ciberacosador que prometía móviles, recargas de saldo y dinero a cambio de fotografías “subidas de tono”. Hasta cien niñas fueron víctimas del citado delincuente, que se hacía pasar 20151020_213120por una adolescente bisexual en varias redes sociales. Así, con artimañas se hacía “amiga” de las menores y las engañaba hasta conseguir sus propósitos, fundamentalmente fotografías íntimas. La policía informó que el sujeto poseía una gran habilidad para manipular psicológicamente a sus víctimas.

Muchos jóvenes utilizan las redes sociales para hacer amigos. Es más, relaciones posteriores a pie de calle ya están preestablecidas vía on line. Pero no es nada fácil para los jóvenes adivinar si esa nueva amistad que está surgiendo a través de la pantalla es un acosador o no, o si tiene buenas intenciones.

Algunas veces la adulación, el exceso de simpatía, el ofrecimiento de regalos, dinero o incluso puestos de trabajo son técnicas que utilizan los delincuentes sexuales para ganarse la confianza y crearadiego1 dependencia en las víctimas. Los acosadores saben que llegar a esta dependencia psicológica puede llevar tiempo, según los expertos, son sujetos muy pacientes, aprenden sobre su víctima y van adquiriendo poco a poco información privada de los jóvenes, que luego utilizan para conseguir sus propósitos.

¿Pero qué podemos hacer como padres para evitar que nuestros hijos caigan en manos de su ciberacosador? Investigando por la Red encontramos consejos para que nuestros hijos puedan sospechar de estos “falsos amigos”.

Preguntas como:”¿Dónde está el ordenador en tu casa?”, les da información sobre si los padres pueden estar alrededor; si hacen muchas preguntas sobre sus gustos, lo pueden utilizar para saber con qué regalos poder presionar; frases como “Yo conozco a alguien que tiene una agencia de modelos y podría ofrecerte un trabajo”, la adulación es una de las herramientas fundamentales para ganarse la confianza; “Conozco una manera de ganar dinero rápida”, existen casos documentados de prostitución y webcams para adultos; “Cuál es tu número de teléfono”…

El delincuente internauta tiende a solicitar información personal de cualquier tipo. En este sentido, desde Decroly hemos insistido en numerosas ocasiones, ya sea desde jornadas como Internet Segura y otras similares de la importancia de no ofrecer datos personales a ningúnadiego2 desconocido, al igual que no los daríamos si nos los pidieran por la calle. El peligro de dar información a alguien que conocemos es que, una vez que el acosador haya obtenido suficiente datos sobre nuestra vida, los utilizará como método de chantaje para conseguir sus objetivos y no parará hasta darse por satisfecho con frases como “Tú eres el amor de mi vida, lo más importante para mí” – una manipulación que trata de justificar y trivializar las peticiones que han formulado–.

Ante esta problemática que va en aumento, la mejor herramienta contra los ciberdepredadores es que nuestros hijos estén bien informados, conozcan las consecuencias, confíen en sus padres y educadores y sean capaces de trasladar las dudas que les asalten y ante la menor sospecha, lo comuniquen antes de que sea demasiado tarde.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL