Las insignias

En mis tiempos de estudiante, allá por los años 60, recuerdo que una de las estrategias que se utilizaba para motivar a los alumnos consistía en la entrega de premios asociados a las notas obtenidas, puntualidad, conducta, etc..  

Estos premios, generalmente no se limitaban a dotaciones de tipo económico, en su mayoría eran la entrega de títulos, diplomas, insignias… A pesar de su amedrano-150x150naturaleza gratuita, debo reconocer que lograban plenamente su objetivo, que no era otro, sino el de “motivar” a través de un reconocimiento público la consecución de unos resultados. De esta forma, se creaba en el aula un ambiente de competencia para conseguirlos.Recuerdo también, que muchos de mis antiguos compañeros de clase llevaban una contabilidad implacable de las notas de sus contrincantes con el fin de conocer, en todo momento, la posición exacta de cada cual y así, buscar estrategias para situarse por encima y lograr el ansiado premio. También hay que decir que en algunas ocasiones, empleando métodos no del todo ortodoxos.

Dentro del ámbito escolar, lo más habitual es que se valoren las inteligencias tradicionales vinculadas a la memoria, lógica, matemática, etc. Pero no debemos olvidar que para el aprendizaje también son necesarias otras destrezas que no valoramos y por tanto no aparecen en las calificaciones, como son:la puntualidad, la constancia, el compañerismo… Precisamente aquí, es donde me parece más importante el reconocimiento del trabajo del alumno, bien sea, a través de las citadas insignias u otro instrumento alternativo.

Lo cierto es que este tema me ha venido de pronto a la cabeza después de observar hace ya algunos días, que en la plataforma Moodle que venimosAntonio M1 utilizando desde hace varios años, el vocablo “insignia”. Y sí, es lo mismo; aunque se trate de insignias virtuales y no físicas, su objetivo sigue siendo el mismo. 

Una vez que comprobé que era posible poner en práctica esta “nueva” opción situada dentro del apartado: “Administración del curso”, me puse a investigar un poco y por fin conseguí asignar las citadas insignias entre algunos de mis alumnos. La verdad es que el proceso no es muy complicado. Lo primero, hay que localizar la imagen de una insignia, después entramos en el módulo y accedemos a Administración del curso, insignias y añadir una nueva insignia. Aparecerá una pantalla donde debemos incluir los detalles: nombre de la insignia, descripción y un cuadro para arrastrar la imagen de la insignia que deseamos otorgar (ésta deberá tener un tamaño inferior a 256 KB). Por último escribiremos los datos del emisor y pulsamos sobre el botón “crear insignia. También, si lo deseamos, podemos elegir la caducidad de la misma.

Una vez creada la insignia, hay que asignarla a los alumnos; para ello, debemos pulsar sobre la opción “Gestionar Insignias” y pulsar sobre el número situadoAntonio M2 debajo de “Destinatarios”, habilitamos el acceso y pulsamos de nuevo sobre la pestaña “Destinatarios”. Hacemos clic sobre el botón “otorgar insignia” y nos aparecerá un listado de posibles destinatarios de la insignia (son todos los alumnos matriculados en el módulo correspondiente). 

Hasta ahora no se han dado ni cuenta, no sé si después de esta publicación alguno lo advertirá, pero me parece que va a ser que no – la curiosidad es algo que escasea en nuestros días– En fin, les he dado un plazo hasta principios de año y enseguida veremos su reacción.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL