Robótica educativa

La tasa de abandono escolar en España es la más alta de la Unión Europea. De hecho el 24% de los chicos deja la escuela antes de completar su educación secundaria. Un porcentaje muy por encima de los objetivos fijados por la Estrategia Europea 2020 que tiene como objetivo alcanzar el umbral del 10%

El camino indicado por Europa para hacer frente al abandono escolar de manera eficaz se centra en tres tipos de acciones:medidas preventivas para reducir el riesgo de abandono antes de que surjan los problemas, medidas de intervención que proporcionan apoyo Robot1específico para los estudiantes en riesgo de abandono y medidas de compensación que ayudan a los que han abandonado la escuela para que vuelvan a estudiar, tal vez incluso obteniendo un titulo profesional.

En este sentido muchos países ya han empezado con actividades de apoyo lingüístico para estudiantes extranjeros o de apoyo para jóvenes con bajo rendimiento escolar, han puesto en marcha políticas de integración social y desarrollado nuevas actividades extracurriculares.

Es en este contexto de las actividades extracurriculares donde se coloca el proyecto piloto RoboESL (Robotics-based learning interventions for preventing school failure and early school leaving) financiado por la Comunidad Europea y que comenzó hace unos meses.

El objetivo del proyecto es utilizar el potencial de la robótica para el desarrollo de actividades extracurriculares de aprendizaje constructivo que ayuden a los chicos en riesgo de fracaso o abandono a desarrollar sus capacidades creativas, a aumentar la autoestima, a motivarles y sobre todo a animarles para que no abandonen sus estudios.

Se utilizan kits de construcción y programación con propósitos educativos que tienen muchas ventajas en términos de aprendizaje a través del descubrimiento, de problem solving y de desarrollo del pensamiento crítico y del espíritu de colaboración. Estos programas educativos, de hecho, aumentan la motivación, la implicación y producen conocimiento en modo activo y no pasivo. La base de este método de enseñanza es el aprendizaje basado en proyectos.

No se trata de enseñar robótica, sino de utilizar el robot como una herramienta de enseñanza para enseñar matemáticas, física, ciencia de la computación e incluso letras.

Hasta el día de hoy, la robótica educativa ha tenido un uso limitado a cierto tipo de estudiantes, por lo general,Robot2 en actividades extracurriculares con estudiantes de excelencia.Pero ahora, con RoboESL objetivos y destinatarios han cambiado, la idea es la de recuperar una actitud positiva hacia los estudios por parte de los chicos de los primeros años de escuela secundaria en riesgo de abandono.

Después de una primera fase del proyecto, que ha consistido en la formación de los profesores implicados, ahora se están desarrollando prácticas con los grupos de estudiantes seleccionados de acuerdo con los criterios mencionados anteriormente.

Las actividades propuestas se centran principalmente en las disciplinas técnicas y científicas, pero también se prestan a investigaciones en otras materias académicas. Es decir, una actividad que prevé la programación de robots que simulan el movimiento puede abarcar conceptos más amplios como la historia de los transportes y el desarrollo de las ciudades.

La respuesta de los estudiantes ha sido muy positiva: los chicos se muestran entusiastas e incluso aquellos que por lo general son más pasivos en las actividades curriculares aparecen muy involucrados.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL