El préstamo sindicado

Si acudimos a Wikipedia, la enciclopedia por excelencia en Internet, podemos observar que define este préstamo como: ”un tipo de préstamo que es concedido por un grupo de prestamistas y es estructurado, arreglado y administrado por uno o varios bancos comerciales o bancos de inversión, conocidos como organizadores”

En otras palabras, se trata de un préstamo normal dirigido a grandes empresas pero que, en lugar de existir un único prestamista existen varios. Esto se debe a que se trata de préstamos con una cuantía elevada (cientos de millones de euros) y por tanto, sería muy dificil amedrano-150x150que una sola entidad financiera estuviera dispuesta a asumir todo el riesgo de la operación, y más aún, en los tiempos que corren.

Por citar sólo un par de ejemplos representativos, podría hacer referencia a los casos de la empresa E.ON y el BBVA. La primera de ellas, en octubre de 2006, solicitó un préstamo sindicado de 37.100 millones de euros. En aquellos momentos constituía la mayor financiación sindicada del mundo y los prestamistas estaban constituidos por un grupoAntonio M1 de 18 bancos.Antonio M2 Más recientemente, en junio de 2014 se hizo pública la refinanciación del BEC (Bilbao Exhibition Centre) de un préstamo sindicado de 150 millones de euros concedido en 2006 por siete entidades bancarias.

Si nos fijamos en su funcionamiento, podemos decir que no es demasiado complicado, al menos en teoría. Como mencioné anteriormente, existen varios prestamistas, pero para facilitar los trámites, se designa a un único interlocutor que se suele llamar “Agente” y es en él donde se centraliza la operación. Este Banco Agente recauda todo el dinero de los restantes prestamistas y lo entrega finalemente al prestatario. Además, determina cuál será el tipo de interés, las comisiones repercutidas y actúa como intermediario frente a cualquier problema que pueda surgir en la vida del préstamo. En el momento en que el prestatario realice el pago de las cuotas de amortización e intereses, las repartirá entre los prestamistas en proporción directa a sus aportaciones.

Dentro de este tipo de préstamos, podemos distinguir dos modalidades importantes:

  • “Under written deal”. En esta modalidad, en el caso de que las entidades financieras no aportaran la totalidad del préstamo comprometida, el banco agente deberá aportar lo que falte, bien con sus fondos propios, o lo que es más común, buscando otros inversores.
  • “Best-efforts syndication”. Éste sería el caso opuesto. Las entidades financieras aseguran Antonio M3sólo una parte del préstamo, de manera que el resto queda pendiente de que acudan nuevos inversores hasta completarlo. En el supuesto de que no se lograse cubrir la totalidad solicitada, el prestatario podrá optar por conformarse con lo que haya, o bien, a que se deshaga la operación.

Además de esto, conviene hacer referencia a dos documentos importantes que están presentes en este tipo de operaciones financieras: 

  • Los “intercreditor deed”: donde se regulan las relaciones entre las distintas entidades fiinancieras participantes. 
  • La “propuesta de inversión”: aquí se recogen, de forma detallada, aspectos tales como: las partidas en las que se piensa aplicar el capital prestado, la repercusión que tendrá en el balance, cuenta de resultados y en el cash flow. Este documento es fundamental ya que es la base para tomar la decisión sobre si se concede o no el préstamo. 

Como vemos, aunque este tipo de operaciones muchas veces pasan inadvertidas al no ser muy frecuentes, no debemos olvidarnos de ellas. Su influencia en la economía es trascendental.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL