Aprendiendo a bailar la vida

Por Jennifer Lobato Román, alumna de IO 1º

Me gustan las personas diferentes con la misma igualdad

Aly lleva siete años bailando, a pesar de su condición física; es nueva en la academia de Nueva York. Byron ha estado bailando desde pequeño en su país (África), pero nunca ha estado en una academia como esta. Clarise ya conocía la academia, pero hasta este momento no podía permitirse ir a causa del dinero y de problemas de salud. Ryan y William ya se conocían, llevan bailando diez años juntos, antes de hacerse pareja.

Antes de comenzar con el casting, se encuentran en la sala de espera de allí. Todos saben que es una prueba difícil de conseguir, pero lo darán todo.

La primera es Clarise, comienza con bastantes nervios y pasos suaves, continúa con pasos más avanzados, los cuales incluyen volteretas aéreas y diferentes acrobacias. El jurado la aprueba, era imposible dejar pasar a alguien con ese talento. El siguiente es Byron, está más tranquilo, pero aun así tiene miedo. Él se centra en el baile procedente de África basándose en mover los pies mayormente. Alyson baila hip-hop de una forma increíble ya que sus movimientos son realmente difíciles y los sabe defender como si no tuviese ningún tipo de dificultad. Ryan y William son los últimos, su coreografía trata de hacer pasos de break dance, popping, etc. de forma sincronizada.

Ese mismo día se alojan en los apartamentos que posee la academia para que así todos sus alumnos pudiesen ensayar día tras día. Los primeros tres meses trataban de conocerse, intercambiar pasos, conocer toda la escuela. Al cuarto mes, hicieron otras audiciones frente a los profesores que les iban a ayudar a formarse para ser aún más grandes. Por ese mismo orden, iban presentando la misma coreografía que en sus primeras audiciones. Había diez profesores para los 500 alumnos que estaban dentro.

El profesor Santos se había fijado en estos cinco bailarines, pero él tiene un gran problema: formaba parte de una sociedad clasista que no acepta a personas de diferentes países, con algún problema de salud, diferente físico o diferentes condiciones sexuales. Sabía que eran maravillosos bailando, pero les excluyó por ser diferentes al resto.

Les tocó con otro profesor, pero de más bajo nivel, por tanto, éste habló con Santos quien les incluyó en su clasificación. Se llevó un gran disgusto ya que no les aceptaba socialmente, pero sabía que había un buen nivel en su grupo así que no le quedó más remedio que comenzar. En su presentación les explicaba que sería demasiado exigente ya que estaban ahí para eso y no consentiría ningún tipo de excusa. Santos apartó a estos cinco chicos y les dijo junto a risas, que especialmente a ellos no les enseñaría con el mismo trato que a los demás. Los chicos se quedaron confusos ya que para ellos no existe la diferencia.

Ha llegado el sexto mes. Están más preparados y motivados que nunca, aquí comienza su mejor preparación hacia el futuro. En estos seis meses no se han cruzado en ningún momento con Santos y le van a demostrar que pueden tener más talento que el resto por muy diferentes que parezcan.

Pasados dos años… Las cosas se han complicado. Aly no encuentra modo de dejar su sobrepeso atrás, la familia de Byron le ruega que vuelva a su país porque lo echan de menos, a Clarise le han diagnosticado un mayor problema del que tenía (cáncer de pulmón) y Ryan y William están apunto de zanjar su relación por un bulo que ha recorrido toda la academia que trata de que Ryan tuvo un desliz con otro alumno del centro. Y para colmo tienen que reencontrarse con su tan amado Santos…

El profesor les comentó que en dos años se celebraría el campeonato de Londres, el segundo más importante del mundo. Tras esos dos años se estuvieron preparando como nunca para ganarlo, era su sueño y no podían dejar escapar esa oportunidad. Estaban seguros de hacer lo que fuese, ganar ese campeonato para ellos era darles vida, porque el baile era el oxígeno de su vida.

Han pasado tres meses después de esa noticia. Es el cumpleaños de Alyson, ella no tiene ni idea de lo que la espera. Sus padres han ido a Nueva York a verla y a regalarla algo que en ese momento la haría más ilusión que el propio baile, un experto nutricionista. Aly está más emocionada que nunca, después de años en esas condiciones, al fin ha conseguido dinero, aprendizaje y autoestima. Clarise sigue con su lucha, pero ha conseguido cura para su enfermedad, Ryan y William han retomado su relación ­ tenían claro que se querían y que nadie los debería separar ­ y Byron al final se queda.

Ya ha transcurrido el tiempo necesario para ir al campeonato de Londres. No saben bien lo que sienten, han mezclado tantos sentimientos que no se creen lo que está pasando, pero a continuación ocurrirá algo que puede hacerles plantearse dejar de lado su sueño.

Quedan 45 minutos para que su avión se ponga en marcha, pero ha habido un incidente horrible, el avión se ha averiado y no pueden ponerse en marcha hacía el otro país. Ahora todos sienten decepción y odio. Han pasado veinte minutos y se les agota el tiempo. Al fin, sin ser esperado, consiguen arreglar el avión y proceden a montarse.

El avión ya ha aterrizado y los bailarines van de camino al hotel de Londres donde se celebrará el campeonato. Allí depositan todas sus cosas y se preparan mientras Santos junto a todos los profesores comunican al jurado del palacio que ya han llegado los últimos participantes.

Terminaron de prepararse y fueron corriendo al palacio. Ellos eran los últimos en participar. Ya han visto bailar a los demás y han comprobado que el jurado es muy exigente, como era de esperar. Su coreografía trata de juntar los talentos de todos en las primeras audiciones con nuevos pasos aprendidos junto a un alegato que decía así:

Queremos añadir que nos da igual la imagen que tengáis de nosotros, porque somos como queremos, y no estamos condicionados a vivir de ninguna forma. Somos diferentes pero con la misma igualdad. Y con esto queremos transmitir que nos han intentado rechazar por nuestras condiciones y nosotros hemos sido fieles a nosotros mismos y a aquellas personas como nosotros. Lo mejor es que hemos aprendido a bailar la vida”.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL