Lado bueno del bulling

Por José Luis López González, alumno de SMR 1º  (1er Premio)

El pulso le palpitaba en las sienes, era ese tamborileo constante al que había conseguido acostumbrarse tras años de rutina, de pasar entre la gente, como un fantasma primero, como un objeto de burla después

A lo que no conseguía acostumbrarse era a esa voz en su cabeza volverá a empezar, Jane, lo sabes mientras caminaba desde su casa al nuevo centro al que sus padres habían decidido llevarla, volverá a pasar y se reirán de ti, fea…gorda… cada insulto iba dando un golpe de tambor, imprimiendo una especie de cadencia a su caminar, empollona, gafotas… trataba de ir lento, más lento cada vez pero no servía de nada , sus pies , torpe…inútil… iban acortando el camino que la separa de sus nuevos verdugos.

Se evade en la música que suena de su mp3, mirad qué antigua, vaya cacharro de mierda que lleva! Pero ni aún así es fácil, hasta que logre acostumbrarse otra vez o hasta que al fin sea un fantasma de nuevo, las voces de su cabeza no callaran, encuentran los defectos resaltados como en neón haciendo de ella un blanco perfecto para…no quiere recordarlo bloquea cantando a voz en grito pero solo en su interior ,la letra de la canción que suena en sus oídos “soportare los golpes y jamás me rendiré …” sigue caminando, Jane, sigue, aunque le tiemblan las piernas como los juncos de la canción logra encadenar un paso con otro y otro más.

Al fondo empieza a ver las paredes del nuevo centro y como en cualquier otro instituto los chicos y chicas se arremolinan en la puerta remoloneando antes de entrar, saludando a los que no ven desde antes del verano, observando a los que como Jane llegan nuevos ese curso, grupos de chicos en círculos perfectos…cerrados, como manadas de lobos esperando la carne fresca que les nutrirá en el invierno…

Así les ve jane mientras se acerca, el palpitar en su cabeza es tan fuerte que cree que se desmayará o mucho peor que los demás pueden oírlo y lo saborearan como la sangre fresca de una nueva víctima… rara…friki.

Las gente en la puerta ríe y charla …hablan sobre ti, Jane, esperan a que te acerques para ponerte la zancadilla o tirarte del pelo… parecen jóvenes normales , despreocupados de una vida que aun no les ha enseñado su cara más feroz , cuantas veces sueña jane …la pobre jane como dice su madre cuando le cuenta a su padre , en susurros en la cocina ,que de nuevo ha venido del colegio llorando, cuando deciden sacarla de un sistema que protege la desigualdad y enmascara la injusticia.

Su pulso de acelera ,apenas unos pocos metros la separan de ese círculo de gente guapa, sonriente , feliz … paso corriendo o muy despacio ocupada solo en sus vidas seguramente perfectas …les miro a la cara o agacho la cabeza y trato de pasar desapercibida un poco más.

El tono de las risas y los murmullos de los chicos subese ríen de ti, Jane, ya te han visto… hasta que hay una tremenda algarabía aún estoy a tiempo de darme la vuelta y volver a casa puedo seguir siendo Nadie , si no me ven no existo, no me harán daño.

De pronto ese círculo perfecto, esa manada se abre se expande como si no tuviera fronteras, un chico de cara risueña y pecosa y una chica de largo pelo moreno se fijan en la joven que se acerca a ellos y sonríen ampliamente diciendo algo que la chica no acierta a oír … te han visto, Jane, otra vez pasaras por el infierno, el tamborileo en su cabeza es ya ensordecedor, apenas puede respirar, no es consciente de cómo anda , en cualquier momento se caerá al suelo y será la gota que colme vaso…¿por qué me miran?, ¿qué murmuran? ¿será mi ropa? ¿mi pelo?

Al llegar a la altura de los chicos cuando iba a dar el paso que la alejara de ellos, el chico pecoso la intercepta…no me hagas mucho dañoy con una sonrisa amplia y limpia la saluda diciéndole su nombre y dándole la bienvenida al grupo y al centro¿ qué pasa? ¿se burlan? No lo parece… y tras él la chica morena , y el chico bajito que está al otro lado del circulo y la chica preciosa que sonríe como en los anuncios , uno tras otro le dicen su nombre, las risas se la contagian, Jane apenas sabe que está pasando , pero comienza a esbozar una sonrisa, tímida al principio, feliz y amplia a medida que la gente la acepta sin mirarla como un corderillo, el palpitar de su cabeza va cesando y cuando quiere darse cuenta esta charlando animadamente con esa gente extraña hasta entonces que no la juzga, que no la ofende, que no trata de herirla, el chico pecoso la coge del brazo , es simpático y extrovertido, y la dice que será un gran año y que ya están planeando una fiesta para dar la bienvenida al nuevo curo, vendrás verdad , Jane? Y por primera vez Jane habla, hacia los demás , en voz alta y sin miedo, comienza a sentirse feliz entre ese grupo de extraños, habla por los codos, por el tiempo reprimido ,por las ganas de hablar, su voz se une a las de todos los jóvenes que esperan que se abran las puerta , su voz…entonces cae en la cuenta, su voz ya libre deja de sonar en su cabeza, ya no hay tambor marcando el camino al cadalso, hay silencio, bueno hay una última frase de esa voz de su cabeza ,la que ya no oirá mas, de la que se reirá en unos años una tarde de merienda cuando el chico pecoso la dé un beso, aun no lo sabe pero esa última frase será la primera de su vida …respira hondo, eres Jane, y aquí dejaras de ser Nadie…estoy tranquila, ¡ sé feliz!

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL