¿Quién soy?

Por Jaime Iglesias, alumno de GAD 1º

Con esta reflexión trato de buscar al lector para que medite sobre quién es realmente y le propongo pararse a pensar por un segundo en preguntas que nos pueden ayudar a conocernos mejor o a llegar a nosotros mismos de una manera más directa

Me gustaría empezar el texto haciéndonos a nosotros mismos una pregunta en particular. ¿Quién soy? A simple vista parece una pregunta muyJaime corta y simple, pero si profundizamos en ella, nos damos cuenta de que es extensa y compleja. Habremos obtenido muchas respuestas, más acertadas y menos, pero en general, todas medianamente válidas.

Ahora la pregunta es, ¿hemos pensado en algo académico al pensar en nosotros?, o ¿nos hemos idealizado como personas? Normalmente el ser humano al hablar de sí mismo, suele aferrarse a su puesto de trabajo o labor, siempre y cuando esté orgulloso de ello. También tiende a pensar en su personalidad, más fuerte o menos fuerte, más abierta o menos, pero por lo general no tiene una respuesta plenamente planificada, y esto se debe a que realmente no sabemos quiénes somos, o simplemente por el hecho de que nunca nos lo hemos planteado realmente.

Creemos saberlo de la misma forma que nuestro entorno. Supongo que somos simples alumnos en la clase de la vida  y ella va impartiéndonos lecciones con las que poco a poco vamos aprendiendo nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, pero también vamos desconociendo  nuestros límites, ya que nunca llegamos del todo.

Ahora me gustaría hacer una última pregunta. ¿Somos realmente quienes queremos ser o nos hemos dejado influir? Me explico, vivimos en una sociedad en la cual existen muchas presiones, una sociedad en la cual la gran mayoría va por un camino sin importar si de verdad es el camino que busca. Por diferentes razones como por ejemplo, creer que es el mejor camino, desconocemos que existen otras alternativas, o simplemente  sentimos miedo de salirnos de esa línea marcada por esta sociedad y ser señalado.

Supongo que todas estas cosas en su justa medida influyen en el comportamiento de todos y cada uno de nosotros, pero ahí es donde quiza nos diferenciamos, en el punto en el que decidimos ser nosotros mismos y no caer en las presiones externas, o en los prejuicios más comunes. Sé tu mismo y esa será la razón por la que mucha gente te querrá y la misma por la que otra te odiará, pero al menos, sabrás que quien te quiere, te quiere por cómo eres realmente y no por una burda máscara.

Por último decir, que no hay que confundir dar una imagen diferente a la real con ocultar tus pensamientos más profundos, ya que ahí es donde mejor están, donde nadie pueda entrar, o mejor dicho, donde para entrar tengas que ser tú quien los deje pasar.

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL