Estudiar y trabajar en Dinamarca

Dinamarca se ha ganado en los últimos años la fama de país a medida de estudiantes, aquí la universidad es gratuita y la mayoría de los cursos son en inglés

Encontrar trabajo es fácil porque uno de los mayores problemas es la escasez de mano de obra. Aquí los estudiantes extranjeros dinamarca1se consideran una buena inversión ya que los beneficios financieros que dichos estudiantes traen al Estado son mayores que los costes de los que este se hace cargo para su formación.

Parece que, mientras las empresas daneses van a contratar a un número suficiente de graduados extranjeros,el 40% de los extranjeros que han estudiado en ese país, un año mas tarde todavía sigue viviendo y contribuyendo a la fuerza laboral local y, en promedio, no se van a ir antes de los 5 años y medio.

Los campus universitarios son grandes, equipados, acogen a muchos extranjeros y por los pasillos se escuchan todos los idiomas. Siempre hay que llevar contigo el ordenador ya que todos los procedimientos y materiales didácticos son on-line. El método de enseñanza es muy diferente; en los exámenes se pueden usar los libros porque, por lo general, hay que resolver casos prácticos, no hay que contestar a preguntas o proporcionar definiciones.

Sin embargo, aterrizar en el país nórdico no es nada fácil. Es cierto que también en el Norte hay algún problema, empezando por el coste de la vida. Una habitación cuesta 450 euros, luego están los libros que hay que pagar y curiosamente, no hay becas ni para los estudiantes con pocos recursos. De hecho, no se necesitan becas porque a partir de los 18 años, cada danés que estudie recibe un subsidio de 700 euros al mes y, los ciudadanos europeos reciben el mismo subsidio si trabajan al menos 11 horas a la semana.

Como se mencionó anteriormente, encontrar trabajo es fácil y se puede estudiar y trabajar a la vez, ya que se trata solo de 44 horas al mes; los horarios son muy flexibles y se puede trabajar en parte desde casa.

Para mantener este nivel de servicios es necesario un alto nivel de impuestos. Por cada renta, incluyendo el subsidiodinamarca2 de 700 euros, se pagan impuestos y el verdadero bien de lujo es el coche, por el cual se llega a pagar el 180% de impuestos, prácticamente sólo los daneses se lo pueden permitir y todos los demás se mueven en bicicleta o en transporte público.

Dinamarca es un País pequeño y poco poblado, y el objetivo de los daneses es ser capaces de retener a la mayor parte de los estudiantes que vienen. Para ello han desarrollado una serie de medidas como facilidades para las empresas que los contratan, reducción de los impuestos sobre la nómina y simplificaciones burocráticas para el permiso de residencia, para las operaciones bancarias y para el acceso a la asistencia sanitaria.

¿Serán capaces los daneses de retener a los extranjeros después de la universidad?

Por supuesto, siempre existe la esperanza de volver algún día a casa y mucho dependerá de las oportunidades y de cómo estos jóvenes se integren en el país nórdico.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL