Cuidado con lo que cuelgas en las redes

La identidad digital es el conjunto de información que aparece sobre nosotros en Internet. Vivimos inmersos en la sociedad digital y como tal, todo aquello que hacemos termina apareciendo en el entorno online, ya sea porque hemos dado permiso para ello –dejándonos etiquetar en una red social o subiendo nosotros mismos la información– o porque lo han hecho otros por nosotros

Por tanto, debemos cuidar mucho aquello que hacemos o decimos para evitar que nuestra reputación digital –lo que piensan los demás sobre nosotros– sea negativa y pueda 20151020_213120perjudicar nuestra carrera profesional. Las imágenes de la última fiesta a la que hemos ido, un comentario inoportuno,etc.

Incluso es fundamental, para que nuestra huella digital sea óptima, que evitemos cometer errores básicos tales como faltas de ortografía, insultos o salidas de tono, al igual que haríamos en nuestra vida ‘real’. Las consecuencias que puede acarrear un comentario inapropiado – hay que recordar que es muy difícil borrar el rastro en Internet– a la larga, son imprevisibles y en cambio, evitarlas está en nuestras manos.

Nos encontramos a diario con jugadores que han visto cómo el sueño de su vida se ha visto truncado por comentarios que realizaron hace años sobre el equipo con el que acaban de fichar. Un caso que os resultará familiar fue el de Sergi Guardiola; el tiempo entre su fichaje y su despido fue de tan solo 8 horas y todo se debió a unos comentarios ofensivosADCS1 que realizó contra el FC Barcelona y Cataluña en su cuenta personal dos años antes. A pesar de que el jugador intentó borrar todo registro, ya fue tarde y los pantallazos con sus tuits se hicieron virales en la Red sin que pudiera hacer nada por evitarlo; como he dicho, la consecuencia inmediata fue su despido fulgurante.

Lo que le sucedió a Sergi Guardiola puede extrapolarse a cualquiera de nosotros. El 80% de las empresas revisan las redes sociales de los trabajadores antes de contratarles, un porcentaje que sigue en aumento y que demuestra por qué es importante que antes de subir información o fotos al universo digital nos lo pensemos dos veces.

Aunque existen numerosas herramientas para controlar nuestra huella digital, algo tan sencillo como monitorizar nuestro nombre en Google puede ser de gran ayuda para controlar qué información aparece sobre mí en Internet o qué tipo de publicaciones son indexadas con alguna información sobre nosotros (multas, competiciones deportivas, becas…).

También es fundamental configurar adecuadamente las opciones de privacidad que nos ofrecen las distintas redes sociales. Facebook, la plataforma con mayor número ADCS2 - copiade seguidores del mundo, cuenta con distintas opciones de privacidad (tú, amigos, amigos de amigos, público, todos) que debemos controlar cada vez que subamos una fotografía a nuestro perfil para evitar que aquellas fotografías fuera de contexto puedan dar una imagen errónea de nosotros mismos. Con este gesto tan sencillo, nos ahorraremos muchos disgustos y no sólo ahora, sino también en un futuro, cuando ya ni siquiera nos acordemos de aquella fiesta tan divertida de hace años.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL