Cuatro claves para detectar el cyberbullying en las aulas

Los casos de acoso entre menores (y a veces entre mayores) se producen en muchos casos en las aulas y en otros casos, fuera de ellas

Saber detectar a tiempo estas conductas y, sobre todo, evitarlas antes de que se originen son dos aspectos fundamentales que han de abordarse desde los centros educativos, PCA, Decroly Digital (I)involucrando, eso sí, no sólo a los profesores, sino también a todas las entidades y personas relacionadas con la formación de los menores y mayores. En otras palabras: familias, educadores, entrenadores deportivos, médicos, etc., han de estar coordinados y preparados para detectar las señales de un posible caso de acoso y prevenirlo a tiempo, tal y como recomienda Javier Pérez, psicólogo y presidente de la “Asociación No al Acoso Escolar” (NACE).

Por ello, es fundamental saber reconocer esos signos distintivos de situaciones de bullying o cyberbullying a través de lo que, desde la asociación, denominan Método de las cuatro Ces:

1. Cambios

Estar atentos a los cambios que puedan experimentar los menores en su comportamiento general. Algunas señales pueden ser: mal humor e irritabilidad repentinos, comienzo de fracaso escolar y peores notas, llegar con el papel de los deberes arrugado o con desperfectos en la mochila, pérdida de material escolar, etc.

2. Campanas (absentismo escolar)

Las “pellas”, “campanas”, “novillos” o dicho de otro modo, el absentismo escolar, es una de las señales que pueden indicar casos de acoso. Desde NACE recomiendan estar atentos si estas faltas vienen acompañadas, además, de dolores súbitos de estómago, cabeza o espalda “sobre todo el domingo por la noche, cuando se acerca el comienzo de una nueva semana”.

3. Cuerpo

Los cambios de aspecto o en los gestos corporales también son un claro reflejo de que algo inusual está ocurriendo. Desde NACE advierten de que, en situaciones de acoso, se ha observado que los menores cubren su rostro con capuchas, tienden a ir con colores oscuros y con mangas largas que ocultan sus manos, no son capaces de mantener la mirada y caminan cabizbajos.

4. Comportamientos

Los cambios de clase o la hora del recreo son momentos clave para comprobar un comportamiento anormal en los menores. Aquellos que sufren acoso tienden a ser los últimos en entrar en clase y los primeros en salir, para evitar así coincidir a solas con sus compañeros. Lo mismo ocurre con el recreo, momento en el que prefieren estar cerca de los profesores o en la biblioteca. Además, evitan ir al baño para no verse cerca de sus agresores, según explican desde NACE.

Aunque saber identificar las señales es clave, la prevención sigue siendo la gran tarea pendiente. Dado que en ocasiones la tecnología se PCA Ciberbullying 3utiliza como una herramienta más de acoso, empresas como Orange se han involucrado en esta labor lanzando campañas específicas con el objetivo de enseñar el buen uso de las tecnologías y de concienciar sobre estas situaciones tan complicadas para los menores. La compañía, que desde hace años trabaja en esta labor de formación y prevención, refuerza ahora su apuesta por esta sensibilización a través de la iniciativa Por un uso Love de la tecnología, con la que desde el pasado mes de septiembre informa a las familias de los riesgos que pueden conllevar las redes sociales y las aplicaciones si no se usan de forma adecuada.

Desde asociaciones como NACE, también han puesto en marcha diversos programas de formación “basados en el empoderamiento de los iguales”, es decir, según explica Javier Pérez: “Un sistema de tutoría entre iguales para que sean los propios chavales quienes denuncien lo que pase y protejan a sus compañeros”. “De este modo – aclara el presidente– son los propios compañeros quienes recriminan al acosador que lo que hace está mal y, al no reírle las gracias, éste último no siente esa superioridad y termina por no hacerlo”.

En los casos de cyberbullying, –añade– “El maltrato es aún mayor, ya que se viralizan las humillaciones y llegan a verlas personas desconocidas, algo que genera mayor preocupación entre los menores”. Por ello, la asociación apuesta también por la “educación digital para hacer un buen uso de las nuevas tecnologías” a través de “campañas de alfabetización digital”, donde se ahonda en la superficialidad de los likes y la falsa popularidad.  

En la actualidad, NACE está desarrollando en el municipio mallorquín de Calviá un proyecto que involucra a todos los estamentos de la ciudad en la enseñanza sobre estos temas. “Formamos a policías municipales, a trabajadores sociales, monitores deportivos, trabajadores del comedor escolar, profesores, familias… Pretendemos así que todos puedan conocer esta situación y sepan cómo actuar”, relata Javier Pérez, quien incide en la importancia del aprendizaje en el buen uso de las nuevas tecnologías como la clave en la prevención.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL