¿Cómo acabé ahí?

por Valeria Diruben , alumna de GAD 2º

Me gustaría contar cómo acabé ahí 

Todo comenzó el año pasado, (febrero17), estaba viniendo de viaje, y de repente comenzó mi viaje en el mundo de salvar vidas.

Eran las 17:00 de la tarde de un domingo, todavía me acuerdo perfectamente como si hubiese ocurrido ayer. Estaba la carretera muy tranquila, hasta queValeria Diruben Aguado GAD2º 1-2-18 Como acabe ahí de repente vimos cómo un todoterreno volcaba ante nuestros ojos. Mi padre consiguió esquivar el coche volcado y paró para ayudar. Ningún coche se detuvo para ayudarnos…

Mi padre que sabía algo de primeros auxilios, protegió la zona y sobre todo nos protegió a nosotros, su familia. Mi madre, mientras tanto llamó a Urgencias y contó lo que había ocurrido, el número de víctimas, dónde había ocurrido… Mi padre no me dejaba salir del coche, no sabía si era por mi seguridad o porque no quería que viese el estado de las víctimas.

Yo no podía quedarme ahí parada viendo cómo una familia se debatía entre la vida y la muerte. Veía a mi padre cómo sacaba a la familia con cuidado y la posaba en el suelo…

El bebé lloraba, la mujer lloraba y el padre inconsciente. Mi padre empezó hacer la rcp y vi con mis propios ojos como reanimó a ese hombre. Llegó la ambulancia y oí cómo un sanitario le daba la enhorabuena a mi padre por salvar la vida de ese pobre hombre.

Desde ese momento, me di cuenta que podía haberle ayudado, si le hubiese hecho caso de pequeña en apuntarme en primeros auxilios, socorrismo… porque con una simple rcp se puede salvar a una persona. Desde ese día me conciencié de que tenía que apartar ese miedo a la sangre y a las agujas (lo sigo teniendo) y apuntarme en primeros auxilios. Porque en este caso, mi padre sabia de primeros auxilios, pero si no llega a saber ¿qué hubiese pasado? Prefiero no pensarlo.

Y tú estarás ahora pensando: ¡estás loca!, ¿cómo se puede salvar a una persona con una simple rcp? y encima sin ser médico ni enfermero. Pues estás muy equivocado, sí se puede salvar a una persona con tus propias manos, sin medicamentos, sin ser médico ni enfermera.

Nos puede ocurrir en cualquier momento, lugar… y sabiendo cómo hacer una simple rcp o pls, podemos salvar muchas vidas. En mi caso, yo aparté mi miedo a las agujas y sobre todo a la sangre, me metí en este mundo, y ¡ME ENCANTA!

Soy socorrista, tengo titulación de primeros auxilios, soporte vital básico y Desa. Además, soy voluntaria en la Cruz Roja en plan de socorros y emergencias, pese a ser la persona más escrupulosa para la sangre y las agujas del mundo.

Espero que os haya gustado esta pequeña historia y espero os haya hecho pensar.

¡NO DEJÉIS QUE VUSTROS MIEDOS OS IMPIDAN AVANZAR, QUITADLOS DE EN MEDIO!

 

 

 

 

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL