Comienzo de curso: Cambios, cambios y más cambios

Ha comenzado el curso 2018-2019, y en Decroly, la actividad académica es delirante: confección de programaciones, claustro de profesores, reuniones de departamentos, reuniones de equipos docentes, para algunos profesores la formación en centros de trabajo de los alumnos que van a las empresas en el período de setiembre a diciembre, es decir, innumerables tareas que nos son encomendadas al equipo de profesores que formamos parte de la plantilla de este centro de estudios, algunos con muchos años ya de dedicación en esta empresa y otros, como cada curso, acabando de incorporarse.

En este curso concretamente, se han dado una serie de circunstancias que han conllevado los citados cambios: por una parte, las instrucciones de la Dirección en cuanto a la permanencia de los profesores, en la mayoría de los casos, en un solo centro (Perines o Dávila) para evitar la pérdida de horas entre subidas y bajadas de un centro a otro –lo que Adelaha ocasionado modificaciones en la impartición de módulos para varios profesores–; por otra parte, las nuevas contrataciones de profesorado que han sido necesarias para cubrir los vacios que algunos compañeros han dejado libres tras haberse presentado a las oposiciones y haber conseguido una plaza en la enseñanza pública.

En mi caso, uno de los cambios ha sido que, después de un número muy elevado de cursos gestionando la Formación en Centros de Trabajo de alumnos de segundo curso, en este curso no me encargue de ello y –siguiendo las pautas dictadas por el Equipo directivo– en su lugar, imparta un módulo nuevo en 2º de Servicios Administrativos; así mi anterior tarea, la gestión de dos alumnas que ya han empezado su FCT este mes hasta que terminen sus 410 horas, pasará a ser realizada por otro compañero.

Esta modificación, esto es, asumir un nuevo módulo para un curso nuevo, implica ponerte a mirar la programación ya existente, buscar información sobre los temas que tienes que prepararte, y en definitiva, un nerviosismo con el que no contabas y que te sobreviene de repente. Como he comentado anteriormente, un comienzo de curso con muchas novedades.

Otro punto también preocupante en muchos casos es el horario individualAdela 1 - copia de cada profesor, que se nos entrega en setiembre y que supone en muchos casos una nueva organización de clases y de vida personal. Al ser este un centro con un horario muy amplio, desde las 8 de la mañana hasta las 21.40 horas de la noche, y dependiendo de los cursos donde impartes clases, cursos de mañana y cursos de tarde, el esquema de un horario de profesor puede ser muy diverso, aunque es verdad que en muchos casos, desde el Equipo directivo se atienden las peticiones de profesores a la hora de confeccionar los mismos.

La tarea de confeccionar los horarios recae sobre el jefe de Estudios, que siguiendo unos criterios marcados desde la Dirección, tanto pedagógicos como empresariales, y como he dicho en algunos casos personales, va dando forma a los horarios de alumnos, aulas y profesores. Una tarea un tanto ardua y laboriosa y seguro poco gratificante ya que, como dice el refrán español: “Nunca llueve a gusto de todos”.

Una vez completado lo anterior, se hace una comprobación exhaustiva,Adela 2 - copia para que no haya repeticiones en cuanto a módulos de profesores y aulas de teoría y de práctica (ordenadores), y el día de las presentaciones de los alumnos, que este curso se llevaron a cabo el viernes 14 de setiembre para los segundos de FPB y GM y el miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de setiembre, para los ciclos de grado superior, se entrega a los alumnos el horario correspondiente a cada curso, eso sí, advirtiéndoles de que es provisional, porque siempre puede producirse algún cambio que lo optimice. Dichas optimizaciones, si las hubiera, corren de nuevo a cargo del jefe de Estudios, y se llevan a cabo a lo largo del mes de setiembre, para dar por terminada esta labor.

Cuando llega el mes de marzo, se vuelve a retomar este tema, pues el grupo de profesores que imparten clase en los grupos de segundo terminan su actividad docente con esos alumnos –que se van a realizar el módulo de Formación en Centros de Trabajo a las empresas–. Estos profesores pasan así a realizar otras tareas no menos importantes para el centro durante los meses de marzo, abril mayo y junio, como son las clases de apoyo que se les ofrece a los alumnos de primeros cursos en las materias que les presentan más dificultad, o cualquier otra tarea que se nos indique desde el centro.

 

 

 

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL