Noche loca

Por Juan José Romero Britos, alumno de IO 1º

Esto era una vez un grupo de amigos que una noche salió de fiesta un sábado

Mientras, de camino a la discoteca a la que se dirigían, pasaron por un descampado, desde el que después se cruzaba hacia un río. Justo cuando se encontraban en medio del descampado, oyeron un ruido de árboles y voces riéndose, y a su alrededor no había nadie. Se asustaron, pero siguieron sin hacer demasiado caso.

Siguieron caminando hasta llegar al puente, donde debajo de él había una chica con una manta encima, que estaba llorando. Todos se quedaron parados y sorprendidos. No reaccionaron hasta que uno de ellos dijo que sería mejor pasar rápido y así lo hicieron.

Decidieron no hablar de ello y pasar una buena noche: llegaron a la discoteca, bailaron, se lo pasaron bien… No se habían vuelto a acordar de lo que les había pasado en el puente. A las 4 de la mañana, de vuelta hacia sus casas, decidieron acompañarse e ir juntos. Todo iba bien hasta que otra vez tenían que pasar por el puente. Todos estaban asustados.

Cuando estaban pasando, una chica del grupo empezó a gritar y era porque la chica que estaba en el puente le estaba agarrando del pie y le decía que tenía que haber hecho caso a las voces y sonidos de los árboles. La chica no paraba de chillar y los demás la ayudaban, pero no pudieron hacer nada y desapareció con dos de sus compañeros, que se fueron debajo del puente. Ahora solo quedaban tres de los amigos, que corrieron debajo del puente a buscar a los perdidos; también desaparecieron.

Desde esa noche no se ha vuelto a saber nada más de estos seis amigos. Solo se encontraron al día siguiente los zapatos de cada uno de ellos. Por ese puente prohibieron el paso de noche para cualquier persona.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL