Las estrellas que se mueven

Por César Campos Zarza , alumno de ASIR 1º

Los océanos y las estrellas esconden misterios que no se pueden resolver, esta es la historia de un hombre que intento descubrir algo y no salió como él pensaba

Todo empieza con un hombre llamado Ramón, él se dedicó desde pequeño a la ganadería, ya que su familia tenía una granja desde hace varias generaciones, el negocio siempre fue muy lucrativo, la verdad es que Ramón no podía quejarse ya que siempre se pudo permitir comprarse caprichos, y más importante nunca le falto comida y tenia una familia, su padre Guillermo y su madre LuciaCésar Campos Zarza ASIR1 11-02-2021 -Las estrellas que se mueven. Sin embargo, no todo acaba tan bien como empieza, durante su infancia y adolescencia todo pintaba muy bien, le gustaba ayudar en el negocio familiar, no era muy buen estudiante, pero siempre conseguía pasar de curso, tenia un grupo de amigos de confianza y tenia cierta facilidad a la hora de ligarse a chicas, en resumen, sus primeros años en el mundo fueron muy felices para él, pero todo cambio cuando Ramon tenía 23 años. Un día sus padres le comentaron que iban a irse una semana a las Islas Caimán para celebrar su aniversario de boda y le dejaron a cargo de la granja. Ramon acepto sin dudarlo.

Acudió a la granja de inmediato para ir empezando el trabajo. No tardo en llamar a un amigo para que le ayudara con la granja a cambio de algo de dinero, ya que el siempre lo hacia con su padre y era mucho trabajo para una persona, su amigo llamado Carlos acepto y fue hasta su granja. Una vez llego Carlos, Ramón le indico que hacer y se pusieron a trabajar mientras que en su altavoz bluetooth sonaba la playlist que Ramón tenia guardada en su Spotify pero que su padre nunca le dejaba poner mientras el estaba trabajando ya que prefería escuchar a los animales, decía que le transmitían una especia de calma mental, pero eso a Ramón no le importaba él quería escuchar Bad Bunny mientras ordeñaba las vacas.

El día se acabo y se veía la luna, así que Ramón y Carlos decidieron que ya era hora de marcharse para casa. Cogieron cada uno su coche y se fueron a sus respectivas casas. Ramón llego a su casa y se puso a hacer la cena, se cocino un cachopo con patatas para recuperar energía. Se puso a cenar mientras veía en su televisión “Aquí no hay quien viva”, por desgracia para el pusieron anuncios así que aprovecho y entro en Twitter desde su móvil para ver que novedades había, entro en la sección de Trending Topic mundial para enterarse de las noticias mas importantes, se extraño mucho al ver que el TT Nº1 era “Islas Caimán”.

La curiosidad le pudo y entro a ver que había pasado con cierta preocupación, la noticia era un artículo que decía: “Avión con destino Islas Caimán procedente de España aparece en la costa norte de Cuba sin pasajeros y sin ningún daño aparente en la estructura del avión” La noticia la contrastaron con un video que publico una mujer que paseaba por la playa y vio el avión estrellado, no dudo en acercarse a ver qué había pasado mientras llamaba a la policía para avisar del accidente. Su sorpresa fue que al acercarse al avión no vio a nadie a bordo y decidió grabarlo porque la situación no era para menos. Efectivamente el avión estaba totalmente vacío y no tenía nada roto, solamente tenia el golpe al “aterrizar” en la orilla. Durante unos días Ramón estuvo yendo el solo a la granja ya que prefería estar solo después de enterarse del accidente. Durante estos días no se publicaron actualizaciones de la noticia, lo último que se supo es que se había estado buscando en el océano a las personas que viajaba en el avión, no encontraron nada así que decidieron oficializar el fallecimiento en extrañas circunstancias de las 43 personas que estaban a bordo del avión, entre ellos los padres de Ramón. Ramón se enteró al llegar a casa, volvió a ver en Twitter que se confirmaban la muerte de los pasajeros, sin embargo, Ramón no acababa de creerlo, la situación era tan surrealista que no lo quería aceptar, el sabía que estaban vivos, pero todo apuntaba que solamente se estaba autoengañando, tras tomarse un vaso de leche caliente Ramón se fue a dormir, no podía pensar con claridad así que decidió no darle más vueltas y descansar.

A la mañana siguiente llamaron a su casa, Ramón abrió la puerta y vio a un señor con traje y un maletín, acto seguido el señor le pregunto si el era el hijo de Guillermo, él contesto que sí, entonces el señor de traje se presentó, le dijo que el era Gonzalo, un viejo amigo de su padre Guillermo, aparte de amigo también era notario, así que se encargo de que Ramón recibiera la herencia de sus padres, la herencia que recibió fue la granja, una cantidad decente de dinero y una postal. A Ramón le llamo mucho la atención la postal, ya que era una postal de las Islas Caimán, al darle la vuelta a la postal descubrió que había una frase escrita que decía “No pierdas la esperanza” acompañado de unas coordenadas y unas estrellas que formaban una constelación, pero era algo extraño, se formaba un circulo con un triangulo dentro, esto dejo con más dudas a Ramón, así que estuvo unos días pensando que hacer. Busco las coordenadas en Internet, se sorprendió mucho al ver que la ubicación estaba en la zona oeste del océano atlántico, al descubrir esto decidió lo que iba a hacer, vendió la granja y con el dinero que tenía se compró un barco para intentar averiguar que paso. Llamo a su amigo Carlos y los 2 pusieron rumba al destino.

Pasaron 2 semanas muy duras hasta que llegaron al destino, era de noche, las 03:30 y el cielo estaba despejado, no había ni una nube, pero no veían ni una estrella en el cielo, eso dejo a Ramón descolocado, ya que el pensaba que la clave del misterio eran las estrellas del cielo, sin ninguna motivación saco la postal recibida de su padre y la dio la vuelta, cuando lo hizo empezó a temblar, su amigo Carlos le pregunto que le pasaba, Ramón le dijo que se acercará. Ninguno de los 2 podía creerlo, las estrellas de la postal estaban brillando y cada momento que pasaba brillaban aun más, era como si las estrellas quisieran salir de la postal.

Ramón dejo la postal en el suelo del barco a ver qué pasaba, lo que paso los dejo totalmente locos, unos rayos de luz salieron de la postal, el brillo era muy intenso por lo que no resulto muy cómodo para Ramón y Carlos que se vieron obligados a cerrar los ojos, cuando pudieron volver a abrirlas miraron la postal, las estrellas ya no estaban en la postal, eso les dejo sorprendidos pero mayor fue su sorpresa cuando vieron que el texto de la postal había cambiado totalmente, ahora decía “Mala decisión”. Los 2 asustados miraron hacía el cielo y vieron la silueta que formaban las estrellas de la postal, un gran triangulo formado de estrellas que no paraba de girar y un circulo en el medio que parecía que estaba absorbiendo al aire. Cuando se quisieron dar cuenta la constelación estaba justamente encima de su barco y fueron absorbidos por el circulo de estrellas. Se dice que desde ese entonces Ramón y Carlos están en una especie de viaje astral permanente en el que van con su barco buscando la verdad acerca de la desaparición de los pasajeros del avión, y ahora también, la suya misma.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL