En la recta final

Con la llegada del buen tiempo, en las aulas se comienza a vivir un ambiente diferente; el parón de Semana Santa es la antesala del final de curso y el aroma de los primeros días de junio embriaga todo el centro

 

Los alumnos están nerviosos, se quieren concentrar en su último esfuerzo, pero el calorcito no se lo pone fácil y el cansancio y las ganas de vacaciones se hacen sentir por los pasillos. Sin embargo, no es el momento de bajar la guardia: queda poco tiempo y hay que estar ahí para poder recoger lo sembrado durante el curso. Éste es el momento de las recompensas, en algunos casos, de los pequeños sustos y de las quejas, de los  “porque yo pensaba… porque yo creía…”

 

El fruto del año académico 2013-2014 hay que recogerlo ahora y mi labor como docente está llegando a su fin; por cierto, también en mi caso recojo frutos. Y es que los logros de mis alumnos -aunque son suyos pues ellos han realizado el esfuerzo-  sin embargo los siento como propios y me complace verlos; por otra parte, aunque sus fracasos también les pertenecen, me preocupa no haber podido ayudarles y orientarles cuando me necesitaron.

 

Nieves 1

 

Este curso para mí ha transcurrido tranquilo, sosegado y mi valoración personal es positiva. Mi principal actividad ha sido “la docencia”: trabajo con alumnos de grado medio en el módulo de Redes Locales y  de grado superior en el de Gestión de Base de Datos y Seguridad y Alta Disponibilidad. Me gustaría destacar que la normalidad con la que comenzó el curso se fue convirtiendo en una rutina agradable y así se ha mantenido hasta el final, sin sorpresas. Puedo decir –y también se lo he hecho saber a  los alumnos– que ha sido una satisfacción darles clase.

 

De este año me gustaría destacar dos experiencias en las que he estado involucrada y han sido muy satisfactorias para mí: En primer lugar, voy a citar (no por ser la más importante, pero sí por tener lugar casi al comienzo del curso)  mi primer Erasmus en Malta; ¡qué buena experiencia, todavía la saboreo y la disfruto en mis pensamientos! En segundo lugar, he de recordar la participación en Cantabria Skills de alumnos del centro y los buenos resultados obtenidos.

 

No puedo olvidar a mi tutelado, Alejandro Higuera, y desde aquí le envío mi felicitación. Alejandro representará a Cantabria en Madrid el año 2015 en “Soporte de Redes”. (Recientemente hemos recordado ambos esa primera vez en que me oyó hablar de las Skills, en 2012, cuando Decroly se presentó por primera vez con un antiguo alumno).

 

Un curso académico tiene de todo: momentos lentos, monótonos, situaciones personales más o menos complicadas, problemas de salud o familiares que afectan  al grupo y a mí también. Todo se ha ido sobrellevando de una manera u otra. Si en algún momento no he sido capaz de adaptarme a las circunstancias de la forma adecuada, me gustaría poder mejorar y ser capaz de tratarlas de manera más satisfactoria en una próxima ocasión.  

 

Ésta es mi despedida personal del curso 2013-2014 y mi adiós a esos alumnos cuyos nombres liaré en mi cabeza (nunca consigo aprendérmelos bien) aunque sus caras nunca olvidaré y seguramente volveré a ver en otros sitios, en otros momentos…

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL