Que no falte la ilusión

Comienza un nuevo curso y siento el deseo de transmitir energía positiva para el nuevo camino que ahora empieza

 

Hace unos días leí en 20minutos.es un artículo en cuyo titular rezaba: “El joven que se paga la hipoteca vendiendo optimismo”. Se trata de un joven sevillano de 34 años que tras quedarse en paro, buscó Maríauna alternativa para poder sacarse un dinero e ir cubriendo sus gastos. Ha creado una empresa a la que ha llamado “Naranjita Energy” y ha basado su idea de negocio en el optimismo y en uno de sus puntos fuertes, su locuacidad.

 

Se dedica a vender tarjetas al módico precio de la voluntad, es decir, a cambio de la cantidad que sus clientes consideren justa. En esas tarjetas versan mensajes como «Relucir… Recargar…», «A mí nadie me exprime», «No importa que llueva si tú estás a mi lado», «Mira más allá y créalo”, “Lo más importante, el amor”… y parece, por lo que se dice en el artículo, que ya ha vendido mas de 4000, le han pagado desde 20 céntimos a 40€ por cada una de ellas y todo ello le está ayudando a pagar la hipoteca.

 

Ante todo, mi más sincera enhorabuena a este chico por no rendirse y por tirar hacia adelante. Me llamó especialmente la atención una de sus respuestas a la entrevista. José Manuel Montaño, que así es como se llama este emprendedor, aseguraba al periodista que “hay escasez de ilusión” y que… “Sólo hay que arrimar el hombro. El problema no es la falta de dinero sino la escasez de ilusión”.

 María1

Y a él su optimismo parece que le está dando resultados. Aparte de los beneficios que ya he mencionado anteriormente en lo que se refiere a ventas e ingresos, parece que su desparpajo vendiendo por la calle, su creatividad y su don de gentes le está valiendo para que le lleguen ofertas de trabajo como comercial. ¿Será un premio o un regalo por ser positivo y compartirlo con los demás? ¡Gran premio!

 

A algunos les parecerá o nos puede parecer una utopía eso de poder vivir (o sobrevivir) a base de transmitir optimismo a otras personas, pero en esta vida muchas veces necesitamos que nos den un empujón para que se active en nuestras cabezas esa conexión que nos impulse a hacer algo que quizá, de otra manera, no hubiésemos hecho. ¿Y por qué no agradecer a José Manuel su entusiasmo? Nunca está de más que haya alguien por ahí dispuesto a alegrarnos el día.

 

Volviendo a “nuestro camino”, los comienzos son durillos. Nos cuesta volver a la rutina después del verano. María2Nuevos compañeros, nuevos alumnos, nuevos objetivos, nuevos retos… Bienvenidos seáis todos.

 

Por lo que a mi respecta, aprovecho la ocasión para compartir con vosotros alguna de las frases que he descubierto en el facebook de la empresa  arriba referida; espero que consigan transmitir la energía positiva de la que os he hablado y que os ayuden, si es que lo necesitáis, a ver el camino de diferente manera:

  • Qué grande es disfrutar de las pequeñas cosas.

  • No importa el punto de partida, sino el punto de llegada.

  • Pon el corazón en todo lo que hagas.

  • No tengas miedo a subir, pero que algo te ate al suelo.

  • Si no hay viento, rema.

  • Sólo si te atreves a tener grandes fracasos, terminarás consiguiendo grandes éxitos. 

¡Feliz comienzo de curso a todos!

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL