Nuevo curso

Después de un “largo” verano, nos reencontramos con las aulas y con la vuelta, de nuevo los exámenes de septiembre

 

Una vez más iniciamos un curso y, como todo lo que se estrena, tiene cierto olorcillo a nuevo. Novedades, algunas propias de los inicios de curso, Fernandotales como la marcha y la incorporación de algunos profesores. Así, ha sido significativa la marcha de un profesor que, después de unos años de ejercer su magisterio y olvidándose del despertador, de exámenes y otros pormenores, inicia una nueva andadura en otro país; conociéndole, seguro que contraerá otras obligaciones y encontrará otro lugar donde dejar huella como la ha dejado aquí. Y como he dicho, si unos se marcharon, otros se han incorporado. Por un lado, se cubren bajas, y por el otro, se ocupan los nuevos puestos necesarios en este crecimiento natural de unidades en el centro.

 

No obstante, ya he mencionado que este año tenemos novedades – y no sólo me refiero a las ya mencionadas de nuevos profesores y alumnos, a los que doy la bienvenida desde estas líneas– sino a nuevos y no tan nuevos retos en los que nuestro centro está inmerso a través de diferentes planes: segundos cursos de algunos ciclos formativos de reciente implantación, nuevos ciclos formativos de Formación Profesional Básica que sustituyen a los Programas de Cualificación Profesional Inicial, etc.

 Fernando_1

Sin embargo todos estos planes persiguen unos mismos objetivos: el interés de toda la comunidad educativa por mejorar su trabajo, por ofrecer y recibir una educación lo más integral posible y por intentar que este centro llegue a ser referencia y difusor cultural de la zona. Desde luego, muchas personas están poniendo su esfuerzo para que esto se pueda llevar a cabo. Los resultados no serán visibles de hoy para mañana, pero esperamos que sí lo sean en un plazo relativamente corto de tiempo. Hay planificación y buena voluntad, ahora sólo nos falta ser efectivos en el trabajo.

 

Así que, con toda la tarea que tenemos por delante, únicamente nos queda desearos a todos buena suerte en el relleno de esta página en blanco que es el presente curso.

 

En años anteriores hemos echado en falta la figura del orientador. Su intervención en este ámbito escolar y por extensión, en el social es determinante y por ello, la función social que desarrolla es de gran relevancia. No hemos de olvidar que la sociedad actual es cada día más compleja y los centros escolares como es lógico, siguen la misma tendencia. Así, la identificación de jóvenes con dificultades de integración social por motivos económicos, laborales, familiares u otros, requiere una actuación inmediata y desde espacios normalizados, como es el escolar. Asimismo, la interconexión educativa con las familias se hace cada día más Fernando_2necesaria puesto que éstas son los principales agentes del desarrollo integral de los hijos. Y es que, en ocasiones, sobre todo en aquellos casos en los que la situación familiar afecta de manera poco adecuada al desarrollo de los alumnos, se hace precisa una intervención que vaya más allá de la función tutorial, y que optimice la mediación entre el centro escolar y la familia.

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL