La Reforma del Código Penal

En enero, ha sido aprobado en el Congreso por el Partido Popular en solitario, el texto del proyecto de reforma del Código Penal, que pasará ahora al Senado

 

Las modificaciones más significativas son las siguientes:

 

La más debatida es la inclusión de la pena permanente revisable, que supone la posibilidad de revisar el alvaro-de-la-fuente1cumplimiento de la pena a los 25 o 35 años, siendo posible el internamiento de por vida del preso. Se aplicará a los delitos de asesinato/homicidio cometidos por terroristas, los cometidos contra el Rey o el Príncipe heredero, contra jefes de Estado extranjeros, casos de genocidio y crímenes de lesa humanidad con homicidio o asesinato. Se considerará como agravante, que la víctima sea menor de dieciséis años o se trate de una persona especialmente vulnerable.

 

Tan solo después de 25 o 35 años, cabe la revisión de la pena, la cual permitirá la puesta en libertad del preso si se cumplen unos requisitos. Esta revisión se podrá realizar a petición del reo una vez al año, pero también se hará de oficio por un tribunal colegiado cada dos años. La prisión permanente revisable ha sido avalada por el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en distintas sentencias tras su aplicación en países europeos.

 

Se suprimen las faltas del Código Penal, que pasan a ser delitos menos graves o sanciones administrativas en la Ley de Seguridad Ciudadana.

 

Se modifican los delitos vinculados a la corrupción; se aumentan las penas, se elevan los plazos de prescripción y se introduce por primera vez el delito de financiación ilegal de los partidos políticos. Igualmente, se aplica la responsabilidad de las personas jurídicas a los partidos y sindicatos.

 

En relación con el indulto, se obliga al Gobierno a informar al Parlamento cada seis meses, de los indultos tramitados (concedidos y denegados).

 

Se tipifican como delitos:

 

La zoofilia y la manipulación de los dispositivos de control utilizados para vigilar el cumplimiento de las penas.

 

La divulgación de imágenes o grabaciones íntimas que no tengan autorización de la persona afectada – aunqueGallardón hubieran sido obtenidas con la autorización de la víctima –, cuando afecten gravemente a su intimidad ( una práctica muy extendida entre los jóvenes), a diferencia del actual  Código Penal que sólo castiga el apoderamiento o interceptación de cartas o mensajes privados de la víctima, pero no prevee pena alguna cuando era ella misma quien los facilitaba a la persona que luego los difundía.

 

Se da mayor protección a las mujeres:

 

Se tipifica como delito el matrimonio forzado, con el que se castigará la violencia o intimidación para obligar a contraer matrimonio y la violencia, intimidación o engaño para forzar a abandonar el territorio nacional o no regresar.

 

También se castigarán a partir de ahora los actos reiterados de acecho u hostigamiento mediante llamadas telefónicas continuas, seguimientos o cualquier otra fórmula que pueda lesionar gravemente la libertad y el sentimiento de seguridad de la víctima, pero que en muchas ocasiones no pueden ser tipificados como delitos de coacciones o de amenazas porque no se produce violencia.

 

Como ya ocurría con los delitos de violencia de género, en los sexuales no se podrá aplicar el delito continuado y se impondrá una pena por cada uno de los cometidos.

 

Se eleva a dieciséis años la edad de consentimiento para las relaciones sexuales. Será por lo tanto considerado como delito realizar actos de carácter sexual con menores de dieciséis años, salvo que se trate de relaciones sexuales consentidas entre personas de similar grado de madurez y desarrollo, en cuyo caso no serán penalizadas. Será delito hacer presenciar a un menor de 16 años relaciones de terceros, también lo será contactar con él a través de los medios tecnológicos para embaucarle y que facilite imágenes pornográficas.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL