Un buen maestro lo cambia todo

 

Así comienza un artículo publicado en una revista de un periódico semanal donde hablan de unos premios que se conceden al mejor profesor del mundo

 

El premio, otorgado por la Global Teacher Prize – fundación presidida por Bill Clinton – y cuya cuantía es de un millón de dólares, es Adelaconsiderado el Nóbel de los docentes. Está promovido por la UNESCO y dicho galardón reconoce la educación fundamental de la consolidación de valores y se otorga al maestro que haya tenido un impacto positivo en sus alumnos.

 

Se han presentado 5.000 profesores de 127 países y han sido seleccionados 38, de los cuales sólo lo conseguirá uno. Entre los seleccionados se encuentra un profesor de Zaragoza de un colegio público, que fue inscrito en la convocatoria por un amigo suyo que propuso su candidatura. Lo que se ha valorado de este profesor  en este concurso, si puede llamarse así, es el no absentismo, el trabajar con población marginal y conseguir que sus alumnos sepan leer en un año.

 

En sus clases, además de inglés les enseña a defender sus ideas, así como a participar y a comunicar. IMG_6442 (1)Casi no usa libros de texto y pone pocos deberes. Les inculca sobre todo las palabras: respeto, sensibilidad, empatía imaginación y creatividad; una de  sus frases preferidas es: ”A los niños hay que educarles en el respeto y a que piensen no sólo en ellos, sino también en los demás, por lo que es imprescindible que se impliquen y se sientan importantes en clase, tener su función dentro del grupo y ver lo que te puedan enseñar a ti”.

 

Dentro de nuestro campo de trabajo, sobre todo con los alumnos que nos llegan con edades más bajas, tenemos la tarea de guiarles y sacar a la luz sus potenciales – que a veces no están despiertos del todo e incluso en ocasiones ni ellos mismos saben que los tienen por diferentes motivos como una baja autoestima, familias desestructuradas, etc., que condicionan y alteran  la personalidad del adolescente y es la razón por la que cuesta tanto ayudarles a encauzar su comportamiento dentro del aula –. 

 

Esta búsqueda de virtudes escondidas, se debe hacer siempre respetando su personalidad y alimentando aquello que les va a servir para sentirse más seguros en la vida y  para que aprendan a pensar y a ser dueños de sus conocimientos y su mundo de emociones.

 

Como al profesor mencionado en este artículo, también nos gusta que con el paso del tiempo te encuentres a antiguos alumnos Gad2º y Adelacon los que viviste día a día sus pasos por el centro de estudios y te recuerden con cariño y te digan que se acuerdan mucho de aquella etapa, ya lejana para muchos, en la que el profesor representaba una parte importante de sus vidas. Lo cierto es que esa verdad te llena de orgullo y satisfacción, más aún cuando les escuchas decir que siempre se acuerdan de ti y recuerdan múltiples anécdotas  de entonces vividas junto con sus compañeros.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL