Las Faltas de ortografía

Como ya se ha publicado anteriormente, Decroly organizó, por séptima vez consecutiva, el Certamen DECROLY Digital

 

El objetivo del mismo, además del reto que conlleva para el alumnado, es  el de desarrollar las competencias comunicativas básicas, Gaëlfomentar la comunicación escrita, estimular la iniciativa personal y el propio criterio, así como potenciar la creatividad por parte de los participantes.

 

No pretendo hablar  aquí del certamen, sólo  quiero añadir que, en mi opinión,  éste también supone una ocasión de devolver al idioma, en su forma escrita, una posición que tiende a desaparecer o, más bien, a ser cada vez más despreciado, en particular por los jóvenes. Hoy en día, y principalmente en Internet y las nuevas tecnologías, como el email, el Whatsapp, los SMS, etc., las faltas de ortografía parecen multiplicarse hasta el punto de que, a veces, se pierde la comunicación. No sé si será por deformación profesional o por ser francés y tener un idioma complicado – al que siempre se le ha dado un valor sagrado y elitista –, pero estoy cada día más asustado del bajo nivel de la gente y de las incorrecciones que puedo encontrar por todas partes, ¡hasta en la portada de periódicos de gran tirada!

 

Y… ¿es tan importante escribir bien? Seguramente conoceréis la frase: “No existe una segunda oportunidad de causarGael1 una primera buena impresión”. Ésta es la razón por la cual a nadie se le ocurriría ir a una entrevista de trabajo en chanclas, bermudas y camiseta. También, por eso es importante que los cristales del escaparate de una tienda estén limpios y que su interior aparezca ordenado. En este sentido, a la hora de escribir un email o una carta, una falta de ortografía o gramatical, incluso un error tipográfico dicen mucho de cómo es su redactor, de su distracción, su sentido del detalle, su atención, en definitiva, de su profesionalidad.

 

Personalmente puede que tú le des una importancia relativa a la ortografía y no te ofusques si ves un error en un correo oficial, pero ¡puede que no todo el mundo piense como tú! Algunas personas podrían molestarse tanto por una falta de ortografía, que el contenido del mensaje podría quedar relegado a un segundo plano. Recuerdo el caso francés de una publicidad para el Audi A8, en la que había una falta de ortografía en el eslogan que describíaGael3 la alta calidad del diseño interior del coche… y la gente pensando: “Si su diseño interior es tan estudiado como la ortografía de su anuncio, ¡hay que preocuparse!”.

 

¿Cómo evitar hacer faltas de ortografía? La corrección de un anuncio, un email o un texto de una página web no debe depender de un simple repaso. Todo el mundo puede cometer una falta de ortografía, grande o pequeña, y por consiguiente, es necesario releer varias veces y a distintos momentos del día; si es necesario, podemos consultar en libros o en Internet las dudas que tengamos o, mejor todavía, preguntar a alguien de confianza que nos ayudará.

 

En conclusión, citaré este extracto de la Filosofía Marketing de Apple, redactada por Mike Markkula en 1977: “La gente DEBE juzgar un libro por su cubierta. Podemos tener el mejor producto, el sotware más útil, si los presentamos de manera descuidada, serán percibidos como una chapuza”. No os equivoquéis (os guste o no), mucha gente juzga un libro por su cubierta.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL