Los trabajadores y su salud mental

La salud mental del ser humano siempre está a prueba, ya sea en el ámbito personal como en el profesional. El hecho es que situaciones, en cualquiera de los dos terrenos, pueden dar origen a estrés o alterar la salud mental

 

En el campo laboral hay que tener en cuenta que el ciudadano necesita trabajar, llegar a tener un sustento mínimo para sobrevivir y olga.1de estos parámetros dependerá su propio funcionamiento o su bienestar tanto físico como mental.

 

El momento de crisis económica que está viviendo España (entre otros países), ha hecho que cambie el panorama tanto para el empresario como para el trabajador. Por un lado, muchos empresarios están abusando de la precaria situación laboral, ya sea con salarios bajos como con despidos fáciles y/o amenazas de extinciones de contrato. Por otro lado, el trabajador está más presionado puesto que no tiene la oportunidad de elegir en donde trabajar o está amedrentado por el miedo de ingresar en  las filas de los desempleados con todo lo que ello implica.

 

Siempre ha existido la fatiga mental o la alteración de la salud del trabajador, pero antes no se le daba la importancia que hoy tiene o no existían estudios y propuestas para lograr salud y  buen funcionamiento en el trabajo. Simplemente el trabajador acudía a un médico u otro pero no lograban solucionar  su problema, así que soportaba la situación en espera de poder dejar o cambiar de trabajo antes de tiempo o de retirarse ya en su edad de jubilación.

 

Los países que han reportado las tasas más altas de fatiga mental son: Estados Unidos (26.4%), Ucrania (20%), Francia (18.4%), Colombia (17.8%) y por el extremo inferior Japón (8.8%).

 

Se pueden dar trastornos de ansiedad, depresión, estrés o situaciones de mala salud física originadas directamente por vivencias laborales que alteran al individuo. En cuanto a los trastornos de ansiedad, ocurre más en personas con ocupaciones como la medicina, las leyes, los educadores o los directores de alto nivel. No obstante, la reacción y forma de actuar del individuo dependerá de su personalidad; hay que tener en cuenta que nunca dos personas pueden tener la misma personalidad, sólamente se la puede ir cambiando de forma lenta y gradual, pero para que cada persona se ubique con sus propias características.

 

En estudios puntuales se ha relacionado la personalidad con la vida laboral y para ello se han utilizado varios modelos. El más utilizado es el llamado “modelo de los cinco grandes”, olga.2que plantea que hay cinco factores que son los más importantes para la vida laboral y que son: extroversión, escrupulosidad, afabilidad, apertura a la experiencia y estabilidad emocional.

 

La consecuencia directa de una salud laboral mal controlada es el estrés laboral, que tiene tantas y tan variadas consecuencias y que es un tema para tratar con más profundidad. Debemos tener en cuenta que es una preocupación creciente a nivel mundial y no solamente en economías ya establecidas como Europa o América, sino también en lugares que se están industrializando en este momento, como China o Corea.

 

En general, la exposición prolongada al estrés puede provocar: trastornos músculo-esqueléticos, agotamiento personal, depresión, violencia en el lugar de trabajo y hasta el suicidio.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL