Reconocimiento a los alumnos Mobipro

Como hemos venido contando durante todos estos meses en el blog del centro, Decroly ha venido gestionando desde principios de marzo el programa Mobipro, a través del cual catorce jóvenes residentes en Cantabria tienen la oportunidad de adquirir una formación reglada y de trabajar en Alemania

 

Este programa, que está basado en la Formación Dual, combina el aprendizaje de una profesión con sus correspondientes prácticasmobipro1 y trabajo.Todos los alumnos implicados tuvieron la oportunidad de escoger ellos mismos su empresa de destino y elegir entre distintos sectores, como el de hostelería, asistencia geriátrica o mecanizado industrial; en estos momentos, estos jóvenes se encuentran ya en su empresa haciendo un período de prácticas, intentándose adaptar lo más rápido posible a su nuevo destino y al entorno.

 

Todo el que ha estado fuera sabe que los primeros días son siempre algo complicados, pues echas en falta a tu familia y amigos y tienes que adaptarte a un entorno completamente desconocido. Es normal y lógico sentirse algo confundido al principio, pero también lo es que pasados unos días, todo se normalice y empieces a ver las cosas positivas, mientras haces nuevos amigos, conoces la ciudad y vas sintiéndote  mejor porque empiezas a entender a los “nativos”.

 

Una cosa que me hace creer en estos chicos es el esfuerzo tan grande que han hecho para aprender el alemán; hay que tener en cuenta que estos chicos hace apenas tres meses no sabían nada del idioma, pero gracias a su esfuerzo y a su asistencia al curso de alemán en Decroly, todos ellos han conseguido adquirir un nivel del idioma más que aceptable. Casi todos ellos superaron con creces la última prueba de nivel que se les hizo antes de partir, y según las previsiones, está previsto que tras su periodo de prácticas en Alemania durante junio y parte de julio, alcancen el nivel B1.

 

Por otro lado, la amplia mayoría de noticias que nos llegan de los alumnos sobre su estancia y adaptación están siendoMobipro2 realmente buenas. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente sobre la dificultad inicial en el extranjero, el hecho de que estén bien en entornos de grandes empresas con posibilidades reales de ascender en un futuro les anima y les hace ser positivos.

 

Todos ellos son sabedores de que el éxito siempre dependerá de la capacidad de esfuerzo y de adaptación que muestren, pero el hecho de verse en empresas de relativa importancia ya les genera confianza. Sobre este punto hay que indicar que las empresas de destino en Mecklemburgo-Pomerania son empresas de renombre; por ejemplo, algunos alumnos de mecanizado están trabajando en la fábrica oficial de bombones de Lidl  y los alumnos de hostelería están desarrollando su labor en un complejo hotelero que cuenta con unas instalaciones de alto rendimiento de deportes de invierno, donde entrena el equipo olímpico alemán.

 

Desde estas líneas únicamente quería felicitarles por el esfuerzo tan grande que han realizado en el aprendizaje del alemán y animarles a que continúen esforzándose allí ya que en breve empezarán a percibir la recompensa. ¡Mucho ánimo, chicos!

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL