La importancia del software legal en las empresas

El pasado 1 de julio de 2015 entró en vigor la reforma del Código Penal en España, y con dicha reforma se han modificado algunas de las penas relacionadas con el uso de software ilegal en las empresas, endureciéndose de forma considerable hasta alcanzar los 4 años de prisión y el cese de la actividad de la empresa

 

Un cambio importante pero bastante desconocido de la legislación española y que según los últimos estudios realizados enor nuestro país no parece un obstáculo para la proliferación de software ilegal en buena parte de las empresas de nuestro país.

 

En concreto, el último estudio de BSA The Software Alliance muestra que el 45% del software instalado y usado en las empresas españolas carece de la correspondiente licencia de uso. Un dato que hace recapacitar sobre las medidas de control existentes para la supervisión del software utilizado por las empresas.

 

El tema del software ilegal no es nuevo. Es más que un viejo conocido y tema de discusión habitual en mis clases de sistemas operativos con los alumnos año tras año.Y es que incluso disponiendo de licencias y de copias legales de las aplicaciones que tienen a su disposición en la plataforma DreamSpark, muchos de nuestros alumnos prefieren descargarse lso sistemas operativos de “otras” fuentes no legales, con sus respectivos cracks.

 

Resulta complicado hacerles comprender la necesidad de utilizar software legal. Y a los empresarios les ocurre lo mismo. “Si hace años nos instalaban Windows 98 sin comprar la licencia, ¿por qué vamos a tener que pagar por ella ahora? Es un comentario habitual. Quizás no baste con endurecer las penas aplicables por uso de software ilegal en el Código Penal.

 

Quizás una labor de concienciación más que de castigo podría dar mejores resultados. Pero el hecho es que el software ilegal es una constante en muchas empresas españolas.Quizás tampoco sea suficiente con dar a conocer los riesgos de la seguridad informática de las empresas por uso de software ilegal, como proliferación de malware y otros “bichos” que ponen en riesgo la integridad de los equipos así como de la información almacenada en ellos y por ende, la no conformidad con la LOPD y las posibles multas que ello puede acarrear.

 

¿Son suficientes motivos para “pasarnos” al software legal? Yo creo que sí. En mis clases es un punto que tratamos con relativa asiduidad, mostrando las ventajas y los riesgos y perjuicios que puede causar el uso en la empresa de software sin licencia.

Y no solo me refiero a las multas económicas, o el cierre de la empresa. La cosa va mucho más allá. En la mayoría de las ocasiones la instalación de un software ilegal conlleva unos riesgos añadidos como virus, troyanos y demás bichos que pueden hacer peligrar la integridad de los equipos informáticos de nuestra organización y por ende la información almacenada en ellos.Y esto ya es harina de otro costal. No saber qué hay en nuestro sistema informático ni quién puede estar accediendo a él es un riesgo que muchas empresas están asumiendo sin una conciencia clara de lo que ello implica.

 

Necesitamos más formación para concienciar a los usuarios, a las empresas e incluso a las instituciones de la necesidad y la importancia del software legal en las empresas.

 

Comments on this post

  1. Sergio said on 20/10/2015 at 8:35 am

    Este tema es una cuestión cultural. Si preguntas, en este país los políticos son unos…, pero si nos miramos el ombligo, todos y cada uno de nosotros somos para echarnos de comer aparte.
    Que una empresa no pague el software por el que obtiene un rendimiento económico es de una inmoralidad absoluta. Todo empresario entiende que cuando contrata un electricista tiene que dotarle de todas las herramientas, material y vestuario necesario y, lógicamente, de cierta calidad, porque es contraproducente trabajar con malos medios. Total, tres mil o cuatro mil euros, furgoneta aparte. Sin embargo, si contrata un administrativo, que es el puesto de trabajo más barato en dotación, probablemente no estará dispuesto a pagar el Microsoft Office, que van a ser 200 € a amortizar en los 6, 7 o 10 años en que le va a ser útil. Y encima tendrá la cara dura de apelar al precio…
    Caso aparte son los propios negocios de informática que durante años han incluido software ilegal en los ordenadores nuevos que vendían. Mi padre lo llamaba tirar piedras contra tu propio tejado. Yo creo que es un claro síntoma de amplitud de miras. Pan para hoy y hambre para mañana.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL