Esa cosa tan curiosa a la que llamamos educación

Aunque en ocasiones el día a día de la clase pueda resultar una carga ingrata, a la larga se ve compensado con grandes momentos que hacen que todo esto merezca la pena

 

De todos es sabido que esta profesión que hemos elegido tiene cosas muy grandes. Sin ir más lejos, hoy he recibido un correo sergio-ibanez-150x135de un alumno que tuve hace un par de años en primer curso del ciclo de grado medio de “Sistemas Microinformáticos y Redes”, donde me agradece los consejos que le di una tarde que coincidimos paseando con el perrete por el centro de la ciudad. La cuestión es que este chico tiene pendiente dos módulos del segundo curso del ciclo y me dio la sensación de que la cosa se iba a quedar ahí. Es un alumno algo más mayor que la media y que, tanto durante el ciclo como en la actualidad, está trabajando; como agravante, este hecho es la segunda vez que le ocurre, es decir, anteriormente hizo otro ciclo de grado medio y también está pendiente de terminarlo.

 

Gracias por tus consejos, me vino genial encontrarme contigo esta ultima vez, fue como una luz al final del camino, jeje. Al final decidí seguir con ello. Me planteé varias cosas pero al final lo estoy haciendo a distancia en el Miguel Herrero. Bueno estoy motivado de seguir con ello y conseguirlo, a ver si esta es la definitiva. Me alegro mucho verte con tu perrito que debe de estar mucho más grande ahora, y con tu chica que es muy guapa y agradable.

Guardo muy bueno recuerdo tuyos, de Nieves y demás profesores. Espero cruzarme pronto con vosotros.”

 

A lo largo de estos años de profesión, he podido comprobar que este hecho tan curioso de la recompensa a largo plazo suele ser inversamente proporcional al nivel de estudios que realizan.la foto Me explico: cuando das clase a los tres niveles de Formación Profesional, es decir, chicos con edades comprendidas entre 15 y 22 años que realizan fp básica, grado medio o grado superior, el trabajo es completamente distinto en cada uno de los tres niveles.

 

Impartir la clase en el grado superior te devuelve resultados inmediatos. Son chicos que están en el centro por voluntad propia y que, cuando menos, son conscientes de la necesidad de su esfuerzo para conseguir unos objetivos que les faciliten el futuro. Resultado: una clase muy agradable donde, por norma general, todo el mundo colabora.

 

Sin embargo, a medida que bajas niveles la cosa va cambiando; En el grado medio, encuentro chicos que quieren estudiar la foto 5porque saben que tienen que hacerlo, pero que en su mayoría vienen a los ciclos de Informática recomendados por sus padres quienes piensan que a éstos el tema les gusta porque les ven todo el día por casa con el ordenador y el smartphone en la mano. ¡Nada más lejos de la realidad! La Informática a nivel profesional nada tiene que ver con el uso de juegos (en mayor grado) y redes sociales (las usan escasamente). A medio plazo van entrando y comprendiendo lo que es un mundo empresarial –hasta ahora desconocido para ellos – y los resultados van saliendo.

 

Es en la formación profesional básica donde hay que tomarse las cosas con calma, tragar saliva y confiar en que todo ese esfuerzo resulte útil y, aunque en ocasiones uno salga del aula con un elevado grado de frustración, a la vuelta de unos años puedas encontrar por la calle a alguno de esos chicos que tuviste y te agradezcan el trabajo que hiciste con ellos. Sólo es cuestión de tiempo…

 

Comments on this post

  1. admin said on 30/11/2015 at 10:20 am

    ¡Enhorabuena, Sergio! ¿Estarás orgulloso? Yo, sí lo estoy por tener alumnos como el que citas y por la estimulante y motivadora actuación de comprometidos profesionales docentes como tú.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL