El freno de nuestro avance: LAS EXCUSAS

Muchas veces creemos que la suerte no está de nuestro lado, que nadie nos ayuda… para poder concretar nuestros sueños, pero todo esto tiene una explicación muy sencilla: EXCUSAS

 

Las metas a lograr o los sueños por cumplir son el motor de nuestras vidas,  sin embargo, muchas veces por culpa del miedo, Lorenala incertidumbre, la poca autoconfianza o el desconocimiento terminamos dejándolos escapar.

 

¡Cuántas veces hemos dicho en algún momento de nuestras vidas “lo haré mañana”, “no tengo tiempo”, “no soy bueno en eso…” y ello nos ha servido para construir un muro entre nosotros y nuestros objetivos o sueños! Pues bien, ese muro que impide que avancemos para conseguirlo son las famosas excusas.

 

Éstas no son más que ideas que nos forjamos para sostener nuestros miedos. Con ellas creemos que conseguimos hacer desaparecer los miedos, cuando en realidad lo único que hacemos es alimentarlos, fortalecerlos y convertirlos en fantasmas que nos persiguen todo el tiempo. Las excusas son tan malas como adictivas, y para acabar con ellas, hay que trabajar en la raíz del problema, que ni más ni menos se halla en nuestros pensamientos.

 

Es en ese momento cuando empiezan a aparecer las excusas. No son para todos iguales ya que cada uno de nosotros somos diferentesLorena_Hernández_16-05-2016, Excusas(Blanca 6-06-3016) (2), pero sí que solemos buscar excusas muy similares.  Aunque no todos lo digamos ni pensemos exactamente igual, aunque no haya un mismo objetivo ni nos cueste el mismo esfuerzo, es muy importante no detenernos en las excusas, sino concentrarnos en el esfuerzo para lograr llegar y alcanzar la meta final de nuestros objetivos.

 

Por ejemplo, ¿quién no ha dicho alguna vez “no tengo tiempo”? para evitar hacer algo. Es una frase muy común y que prácticamente oímos a diario. Nuestros días discurren con nosotros yendo de un lado a otro, a toda prisa, y no llegando a disfrutar de nada; un ritmo de vida bastante frenético. Hacer lo que tenemos que hacer es cuestión de prioridades y, si realmente hay algo que nos gusta, siempre encontramos unos minutos libres para poder disfrutar de eso que tanto nos apasiona bien levantándonos antes de tiempo, saliendo de casa en días de tormenta, etc.Lorena_Hernández_16-05-2016, Excusas(Blanca 6-06-3016) (1) - copia En cambio, si lo que tenemos que hacer no nos agrada, recurriremos a la famosa excusa “no tengo tiempo”.

 

Cuando en nuestra cabeza veamos que empiezan a aparecer estas excusas, lo mejor que podremos hacer es pararnos y aceptar que estamos buscando una mera justificación para no hacer algo que nos da miedo. La mejor manera de enfrentarnos a ese miedo es seguir para delante sin excusas y asumiendo que puede que no lo hagamos bien a la primera, a la segunda… pero que habrá un momento que sí lo logremos. Además para que al final del todo el recorrido nos sintamos orgullosos de haber logrado nuestros sueños, no debemos criticarnos con dureza por no conseguirlo a la primera y menos aún, transformar las limitaciones que se nos presentan en excusas a nuestro favor.

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL