Just do it

Por Adriana Escobedo, alumna de GIAT

Cuando te empiezas a dar cuenta de que vas creciendo, observas a tu alrededor, ves los problemas que tiene la sociedad que te rodea y empiezas a ser consciente de que el problema más común es la falta de motivación

A lo largo de mi vida, me he dado cuenta de que las personas que tienen la oportunidad y los medios de Adriana Escobedo GIAT 06-03-19 JUST DO IThacer algo, no lo hacen, y que la vagancia es nuestro peor enemigo.

¿Qué es la vagancia? ¿Qué se siente con la vagancia? Nada, no se siente nada, no te apetece hacer nada, es una sensación que inunda la mente del ser humano. Esta pretende ir al supermercado a comprar conocimientos para los exámenes, medio kilo de ejercicio, pagar y listo, pero la realidad es otra: la constancia, el esfuerzo y la disciplina se consiguen luchando contra esa vagancia.

Lo que menos me gusta ver hoy en día es a personas que tienen todos los medios al alcance de la mano: gimnasios low cost, parques, circuitos, centros y universidades públicas, la información en un clic… y que lo desaprovechan. No voy a correr, que me da pereza, pero quiero estar en forma porque me ahogo subiendo la cuesta de La Atalaya: tienes carreteras, parques, vistas increíbles en Santander para ponerte a ello, y lo más importante: ¡¡¡ tienes piernas!!! Tu vagancia, pereza, llámalo como quieras, te ciega para que no observes que miles de personas no pueden andar, y tú, que tienes la oportunidad de correr, andar, saltar, ¡no lo aprecias!

Pero eso pasa con todo, con los estudios, por ejemplo. Tenemos la suerte de vivir en un país que tiene una oferta educativa pública, concertada, que nos facilita el acceso a la educación. Mucha gente no valora eso, el no tener que pagar miles y miles de euros por tener una formación y poder tener las mismas oportunidades que el resto, cuando a personas de otros países les encantaría poder sentarse en el pupitre donde muchos alumnos están y no lo aprecian. ¡¡¡Su vagancia hace que pierdan interés y no valoren la suerte que tienen de recibir una educación, de aprender a leer y escribir al menos!!!

Luego, me gustaría criticar al “mañana”. El mañana es el mejor amigo de la pereza. Todo se puede hacer mañana: la colada, los deberes, estudiar, la comida… (hoy pedimos comida para llevar, y mañana ya veremos). Lo peor de todo es que el mañana no existe porque siempre vivimos en el hoy, el ahora presente.

Lo que me gustaría con esto es animar a las personas a luchar contra esa vagancia interna que cada uno tiene en diferente medida, ya sea porque antes de hacer algo, te fumes un cigarro como si eso te diera fuerzas para hacerlo, ya sea porque no quieres ir a correr porque vas a cansarte y luego te entran agujetas o lo que fuere. Valora lo que tienes, disfruta de ello, y que no se te olvide que lo que unos no quieren otros lo desean.

 

 

 

 

 

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pingbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL